Hablando de

·Primeras impresiones: Yong Pal (Kdrama)·

Hace 2 semanas empezó a transmitirse el nuevo drama de Joo Won y Kim Tae Hee, estaba esperando a ver los primeros 4 episodios del drama para dar mis primeras impresiones y pues ya han sido transmitidos, en una palabra definiría este inicio como sólido.

El primer episodio del drama planteó desde el inicio esa solidez que el drama ha mostrado hasta el momento, no perdieron tiempo haciéndonos introducciones tediosas de personajes y nos fuimos directamente a la acción y toda la acción corre, de momento,  a cargo de Kim Tae Hyun (Joo Won).

Tenemos un doctor habilidoso (Kim Tae Hyun) al que la vida lo “asfixia y encapsula” factor que lo orilla a hacer cosas poco éticas a cambio de conseguir un poco de oxígeno en su opresiva vida, pero aún dentro de la ilegalidad de sus acciones Tae Hyun  conserva el sentido ético profesional, el sentido moral, la empatía y el orgullo médico que, dicho sea de paso, nadie cree que tiene, y sólo de esto hemos visto 4 episodios.

Naturalmente tenemos más en el drama, hay también un secreto, un misterio que revelar que rodea a Han Yeo Jin (Kim Tae Hee) quien por ambiciones/una empresa está siendo mantenida en coma por su hermano, como es de esperarse de esto aún no sabemos nada.

Ella no lo dice pero evidentemente es mejor morir antes que vivir así…

Las prácticas ilegales de Tae Hyun lo acercan a Yeo Jin pues será él, junto con otro personal médico, quién supuestamente tendrá el trabajo de mantenerla en ese estado de indefinida ausencia.

¿Qué nos han recetado estos primeros cuatro episodios? Injusticia y desigualdad social en grandes dosis (la vida, pues.)

Tae Hyun ha sido y sigue siendo víctima del sistema de desigualdad social, es injusto pero es lo que hay y él lo sabe. Yeo Jin también es víctima de la injusticia y, por increíble que parezca, también es víctima del sistema de desigualdad social pues si los ricos no pudieran, en ocasiones, salirse tan fácilmente con la suya ella no estaría en coma.

El guión está bien planteado sobre estas bases y no se sale del esquema, además mantiene el enigma y secretismo alrededor de la vida de Yeo Jin, porque sabemos lo que le sucede pero no sabemos por qué ni a beneficio directo de quién o qué; también el guión nos pone un personaje como Tae Hyun con el que es imposible no simpatizar pues independientemente de lo que haga sigue mostrando ser un chico con valores y empatías que no tiene pensado rendirse ante nada pues no le sucederá por segunda vez lo que ya le ocurrió con su madre (sin spoilers 😉 ), es además grato ver que acepta con cierto grado de cinismo lo que el destino le ha puesto enfrente.

Ejem…

Saber qué sucede con Yeo Jin y querer ver cómo saldrá Tae Hyun del enredo en el que se encuentra es la fórmula exacta que te hace anticipar el siguiente episodio.


Hay quienes (y es que ¡ya los hay!) han expresado quejas sobre lo “fantasioso” que puede ser el drama en ciertas situaciones (creo que concretamente se refieren a los tratos preferenciales hacia la gente pudiente) pero sinceramente si alguien piensa que el guión se sale del realismo le recomendaría leerse diferentes portales de noticias de diferentes países cada día, blogs de luchas sociales, etc. para que descubra por sí mismo que el drama no está tan alejado de la realidad como algunos lo han querido hacer ver. VVIP no es un término inventado por los Kdramas, ¡y vaya que si se usa!. En este mundo suceden cosas a veces muy injustas y muy irreales.

Alguien tiene aquí “el poder” y claramente no es Tae Hyun

La dirección del drama también me ha gustado, con excepción de algunas quejas en escenarios como la habitación donde se encuentra Yeo Jin, especialmente la cama que me hace preguntarme en qué pensaba el director al aceptar poner a Kim Tae Hee en esa que me parece más bien una silla de dentista, estéticamente quizás puede funcionar para simular cierta modernidad que los  “simples mortales” no creerían real pero… bueno es incómoda hasta en mi imaginativa.

¡¡Por favor, alguien dele una cama a la “paciente”!!

La música ha estado puntual y discreta, quien sea que esté a cargo del sonido en este drama está haciendo un muy buen trabajo en especial me ha gustado que sólo he escuchado la voz de The One al terminar cada episodio y es que ponerlo en otra escena en este momento sería demasiado melindroso. Se agradece.

Las actuaciones han estado a la altura de la prometedora propuesta de este drama, Joo Won ha cargado con los cuatro episodios sobre sus hombros, todo ha girado en torno a él con apariciones aquí y allá de otros personajes y no he necesitado más porque Joo Won sabe hacer lo suyo y lo hace bien, qué digo bien, él está un pasito por delante de muchísimos otros actores. En mi opinión, quién más lo ha ayudado con el peso del drama en estos cuatro episodios ha sido el jefe Lee (Jung Woong In), pues aunque sus apariciones han sido casi tan reducidas como la del resto de los personajes con él en el cuadro el drama adquiere ciertos tintes de peligrosidad, es casi como si pudiera ver a Tae Hyun andando de puntillas cuando Lee aparece a cuadro.

“Tenganme miedo” – Lee

Obviamente me gustaría ver un poco más a Kim Tae Hee porque es necesario para el desarrollo del drama pero al parecer el drama será de 20 episodios y aún hay tiempo.

También quisiera ver más interacciones entre Yeo Jin y su hermano Han Do Joon (Jo Hyun Jae) porque entre tanta cosa me resulta extraño que sea él quien la tiene en ese estado a la vez que nos muestran unas pocas escenas de ellos juntos siendo buenos hermanos con una buena relación.

Buena dirección, buen libreto, buena música y buenas actuaciones, no es de sorprender que el rating ha ganado casi 6 puntos porcentuales en su segunda semana de transmisiones, eso se traduce en miles de televisores más que son encendidos por miles de personas interesadas en ver el drama, si el drama mantiene la calidad mostrada y el interés de la gente no será de sorprender si éste atraviesa los 20 puntos porcentuales. Deseo que así sea.

Había pasado tiempo ya que un drama no atrapaba mi atención así, si ha habido dramas que me han gustado aunque a casi todos les ha faltado siempre el factor X o el factor Y (por cierto, hay otro drama que me ha gustado este año que es My Beautiful Bride y si tengo oportunidad le dedicaré un post a este drama, de momento lo menciono aquí como una recomendación de drama a tomar en cuenta)  pero este drama si que parece tener de todo un poco, hasta pequeños trazos cómicos, además me tiene más que satisfecha la elección de actores claro falta por ver el desempeño Kim Tae Hee, la que si no me agrada mucho es la hermana de Tae Hyun pues me resulta incomodo verla porque no deja de arrugar su nariz y hacer una mueca con la boca pero por fortuna sale muy poco (no sé de dónde sacaron a la chica pero bien me harían en no ponerla mucho a cuadro), sólo esos mínimos detalles que he mencionado no me han agradado del todo pero nada importante que le de vueltas en mi cabeza.

En corto: en cuatro episodios Yong Pal se ha mostrado como un buen drama, un drama con perspectivas de ser un gran drama y por el beneficio del televidente, que así sea :mrgreen:

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *