Ésta noticia ha llamado peculiarmente mi atención y al ponerla en el blog decidí hacer una nueva sección porque no dedicaré este post única y exclusivamente a la noticia sino que daré mi opinión al respecto a forma de “editorial” (si, entre comillas porque no es nada tan serio).

La nota, en pocas palabras, es tal cual lo dice el título: La NHK ha decidido dejar de transmitir dramas coreanos. En este momento están transmitiendo Empress Ki y será ese el último drama coreano que la NHK tiene pensado transmitir. ¿Los motivos? La NHK explica que los ratings han ido decreciendo en los últimos años además que sus televidentes (las personas mayores que aún encienden la tv) les han comentado que el romance y la buena calidad de los dramas coreanos que una vez los cautivaron simplemente ya no está ahí. En otras palabras (mis palabras) el negocio ya no es rentable para la NHK.

La NHK también escapa de críticas al decir que el interés sigue ahí (en Japón) por ver dramas coreanos pero que son los jóvenes quienes los ven y estos usan el Internet para ello. Esto que ha comentado la NHK es cierto, pero si he dicho que la NHK escapa de las críticas es porque nunca falta el tonto que cree que todo se resume al viejo conflicto de Corea y Japón y que por eso sacan del aire los dramas coreanos.

¿Tiene algo de malo que la NHK deje de transmitir dramas coreanos si ya todo se ve por Internet?

No tiene que ser malo per se, porque las formas de ver contenidos están cambiando sin embargo creo que sí es indicativo de que algo no anda embonando con los dramas coreanos de un tiempo a acá.

La NHK fue durante poco más de una década parte de la máquina propulsora de la llamada “Hallyu” (ola coreana), si de un tiempo a acá la gente empezó a interesarse en los kdramas fue en gran parte gracias a su público nipón. Que ese público que un día te arropó ahora este poco a poco alejándose de ti tiene que obligarte a preguntarte ¿por qué?.

“Sólo son señoras japonesas…. y nacionalistas

Ésta la frase que aparece entre los comentarios de los fans a los dramas coreanos que he leído sobre esta noticia, hay unos que están de acuerdo con “las señoras”, otros que no y otros que explican posibles motivos pero ésta frase que a veces quiere dejar entre ver que son sólo un grupo de señoras japonesas, y tal vez, además, sean nacionalistas (diciendo esto último como no queriendo hacerlo) ha aparecido en más de una ocasión.

¿En verdad son sólo las señoras japonesas? ¿No hubo un tiempo en el cual japoneses de diferentes generaciones encendían sus televisores para ver los dramas coreanos? ¿Es un asunto delimitado a Japón? ¿Por qué los dramas coreanos ya no atraen a diversos tipos de espectadores y empieza a limitarse en el mercado internacional a “usuarios de Internet”?

Yo no tengo las respuestas porque no tengo datos concretos para validarlas pero haré conjeturas.

El mercado “fácil”

Los dramas coreanos nunca presumieron ni pretendieron ser lo que no son, siempre se han presentado ante el espectador como lo que son: entretenimiento rápido y sencillo, analizar demasiado algo que es “rápido y sencillo” es a veces forzar a querer ver más de lo que hay pero cuando lo que hay ya no alcanza ni a lo que hubo entonces creo que sí no hay que hacer un análisis, sí buscar motivos.

¿Por qué eso que antes cautivaba a hombres y mujeres de diferentes edades parece que ahora sólo tiene un consumidor voraz en jovencitas y un consumidor mucho más discreto que existe porque se ha mantenido leal?.
Para mi la respuesta es que se enfocaron en lo que llamo el mercado “fácil”.

Los adolescentes son en su mayoría el mercado “fácil”, en este caso es más común que sean mujeres. Y lo digo con respeto para todas las jóvenes que aún se encuentran en sus años de adolescentes, todos hemos sido parte de ese mercado “fácil” así que no hay de qué avergonzarse ni por qué ofenderse, algunos aún formamos parte de ese mercado para ciertas aficiones cultivadas desde jóvenes 😛

El mercado “fácil” es un gran consumidor y poco crítico, hay montones y eso genera ratings y tendencias en Internet y esto produce dinero y el dinero siempre es bienvenido. Los creadores de dramas coreanos encontraron la fórmula para hacer dinero y la usaron, una y otra vez, y una y otra vez y una vez más hasta que agotaron el interés de muchos y la paciencia de otros.

La fuente de la eterna juventud.

Para atraer al mercado “fácil” (la mayoría jovencitas) necesitas actores que les puedan gustar, obvio esos son los jóvenes. Pero los actores jóvenes no son muy conocidos, esto es un riesgo así que recuerdan que hay jóvenes que ya tienen una base de fans ¿por qué no usarlos y asegurar el apoyo de esas fans? Y aquí entran los idols.

Y fue así como ahora vemos idols en casi todos los dramas. Antes también los usaban pero no en la cantidad en la que lo hacen ahora, y este es un problema porque es difícil encontrar un idol que actúe bien pero no sólo eso, es también muy difícil encontrar un idol que no parezca estar perdido en el limbo de tener eternamente 18 años.

Pero no sólo los idols se perdieron en ese limbo muchos actores de las nuevas generaciones se fueron a ocultar tras ese limbo también y ahora tenemos dramas de todo tipo  cuyos personajes parecen estudiantes jugando a ser adultos usando traje y corbata o viceversa. (Aplica a mujeres actrices/idols también).

Pongo sólo una pequeña muestra de lo que digo y usando actores (para que no se diga que tengo algo contra los idols):

What happened in Bali – Es un drama del año 2004 los cuatro personajes principales eran jóvenes en edad de casarse y trabajadores. Las edades de los cuatro actores en la foto oscilan entre los 26 y 23 años, pese a sus ropas de “vacaciones de verano” creo que nadie pondría en duda su papel a desempeñar en el drama basados en su aspecto físico.

The Heirs – Es un drama del 2013, que por cierto no vi pero basado en descripciones todos están en preparatoria. Hay muchos estudiantes pero sólo elijo a los principales para poner una foto, no sé si Woo Bin era principal pero todo mundo comentaba sobre su personaje en los sitios web así que he asumido que es un personaje principal. Los 3 en la foto tenían también sus edades entre los 26 y 23 años.

Creo que no es difícil ver la tendencia, cuál es la necesidad de mantener la imagen de “eternamente jóvenes” a los actores, ¿por qué no usar actores adolescentes para papeles de adolescentes? Luego un día vas a querer poner a estos actores haciendo papeles de adultos y tampoco nadie se las va a creer.

Estos no son dramas tipo Reply Me 1997 en los que te muestran la vida adolescente pero aderezado con lo que “fuimos y lo que somos”, que dan nostalgia. Estos son dramas basados en la era actual y actuados por adultos. En su afán de dirigirse al público adolescente se ha abierto una gran brecha generacional entre los actores de los dramas y el público, una brecha que no debería de existir, qué mujer, qué hombre, en edad de estos actores puede “conectar” con ellos si sólo hacen papeles de adolescentes. Qué señora o señor, un poco mayores que estos actores, puede aceptar fácilmente ver un drama de ellos.

Guiones flojos llenos de flashbacks.

Historias buenas y malas las ha habido siempre pero últimamente los dramas cuentan muy poco en cada episodio y están llenas de lo que llamo “escenas de relleno”.

Ejemplifico nuevamente:

Uno de mis dramas favoritos de todos los tiempos, All About Eve, es un drama del 2000 de 20 episodios que nos contaba la vida de 2 mujeres (la protagonista y la antagonista). Al episodio 8 ya habíamos visto a la protagonista pasar por diferentes etapas de su vida, fue una estudiante universitaria, tenía su primer amor, se graduó, estudió otro idioma en el extranjero para olvidar y alejarse de ciertas cosas, obtuvo su primer empleo pero aún era practicante, había hecho nuevos amigos, tenía un pretendiente nuevo al que trataba como amigo y le hablaba de todo, estaba afrontando diferentes retos en su vida laboral.

She Was Pretty, drama que aún se encuentra en transmisiones y al episodio 8 (por eso comenté sólo los primeros 8 episodios de All About Eve) la protagonista sólo ha obtenido un empleo el cual consiguió desde el primer capítulo, tiene un pretendiente con el que puede hablar ocasionalmente, sus problemas laborales han sido repetitivos no se le ha presentado ningún reto importante y de vez en cuando tenemos flashbacks de su vida de niña pero esos flashbacks son casi siempre los mismos, una y otra vez los mismos flashbacks episodio tras episodio.

Claramente en AAE nuestra protagonista había pasado por diferentes etapas que la estaban haciendo crecer como personaje, crecimiento casi inexistente en la protagonista de She was pretty que parece que sólo está dando vueltas en el mismo lugar.

¿Encuentro entretenido el drama She was pretty? Claro que sí, pero su guión es tan pobre que jamás lo describiría como “un muy buen drama”, hemos visto más tiempo a la protagonista temblando, escondiéndose y huyendo y al protagonista enojado con todo mundo que nada en 8 episodios y todo acompañado de flashbacks no sólo de la niñez de la prota que nos repiten cada tanto sino que además hacen flashbacks de escenas que acabamos de ver 5 minutos antes y me pregunto si es necesario recordarnos algo que acabamos de ver o si el escritor y director son tan cínicos como para llenar el drama de escenas así para poder cubrir la cuota de 1hora por episodio.

PPL (Product Placement)

Un drama necesita dinero para hacerse y una forma de conseguirlo es a través de la publicidad entonces hacen uso del PPL lo que básicamente significa poner un producto en el drama que alguien lo use, que la cámara lo enfoque y así hacer un comercial “despistado”. Pero hacer un PPL sútil no parece ser el fuerte de muchos directores y escritores coreanos, muchas veces han cortado el flujo de la narrativa de un episodio por un PPL y esto es molesto.

Vuelvo a poner a poner de ejemplo She was pretty, en el episodio 8 supongo que HABÍA (porque Nikon así lo pagó) que hacer un comercial de la nueva Nikon 1 J5, pero a alguien se le olvidó que habían despedido momentáneamente a la protagonista de su empleo, ¿la solución? fingir que su pretendiente quiere quitarle lo deprimido o algo así y la obliga a ayudarlo a hacer un reportaje que salió de la nada y decidieron tomarse fotos mientras él “trabajaba”. Fue evidente que esa pieza del rompecabezas no iba ahí, la hicieron embonar a fuerzas, por lo tanto esa escena resultó incómoda de ver.

Concluyo para no extenderme aún más de lo que ya lo he hecho.

Sinceramente creo que la noticia de que la NHK ya no transmitirá Kdramas debería de ser una señal de alerta para la industria, podrán pensar que al final de cuentas están haciendo más dinero de lo que hacían antes pero me pregunto por cuánto tiempo podrán sostenerse sin calidad.

Son muchos, demasiados, los dramas dirigidos a lo que llamé el mercado “fácil”. She was pretty es el vivo ejemplo de esto. Un drama de adultos lleno de escenas que fascinan y enloquecen a los más jóvenes, que entretienen pero dejan con un enorme signo de interrogación a cualquiera que se atreva a analizar dos escenas continuas.

Guiones llenos de inconsistencias, con historias pobres, personajes con poco o nulo desarrollo, escenas sin secuencia, actores adultos que no parecen adolescentes pero los visten y peinan como uno, actores adultos que parecen adolescentes y/o siguen representando papeles de adolescentes, muchos idols que poco o nada actúan… son fórmulas difíciles de digerir para el público un poquito más exigente.

Los Kdramas están perdiendo público, pierden a esas diferentes generaciones a las que hace tiempo abandonaron…

Dramas buenos y malos siempre ha habido y los habrá, la pregunta es si podrá sobrevivir la llamada Hallyu sin hacer dramas memorables como los de antaño, esos dramas que dieron vida a la ola coreana y la sostuvieron por lo alto y que hace tiempo dejaron de hacer.