·Primeras impresiones: Oh My Venus (Kdrama)·

Se llegó el momento del estreno de Oh My Venus (antes conocida como Oh My God) y transmitidos los primeros cuatro episodios ahora si escribo mis primeras impresiones.

No me es fácil decidir si el drama es bueno o regular, se me dificulta básicamente porque disfruto mucho cuando tengo en pantalla a So Ji Sub y Shin Min Ah, lo que sí sé es que de momento no es “malo” ni mucho menos “malísimo” 😀

La historia se centra en Kang Joo-Eun (Shin Min Ah), una abogada de 33 años, antes conocida por ser hermosa y que ahora con una vida rutinaria ha descuidado su salud y aspecto físico por atender las dificultades de la vida (como hacerse cargo de su familia), cierto día termina una relación amorosa con quien fuera su pareja durante 15 años, Im Woo Shik (Jung Gyeo Woon), y para hacer su situación más penosa aún una antigua amiga, Oh Soo Jin (Yoo In Young), quien antes era una chica obesa y ahora es delgada y guapa, es la amante de su novio y el motivo principal de su ruptura y es también su nueva jefa.

La realidad golpeó a Joo Eun quien decide hacer algo por su vida y es aquí donde entra Kim Young Ho / John Kim (So Ji Sub), un preparador físico que trabaja con estrellas de Hollywood y será quien la ayudará a recuperar su figura (y muy probable todo lo que eso conlleva como recuperar la autoestima, el amor propio, además de nuevos anhelos y esperanzas que pudo haber dejado en la comodidad de la rutina).

El drama ha sido vendido como comedia romántica pero sinceramente no me he reído tanto y no por falta de momentos graciosos, porque si los ha habido pero no los suficientes para catalogarla de comedia a cambio de esos momentos graciosos el escritor(a) nos ha mostrado sus personajes con un poco más de profundidad porque aunque no sabemos mucho sobre los cuatro protagonistas si hemos podido ver que no son tan simples y directos como suelen serlo en las comedias románticas y tienen más de un motivo para ser o hacer lo que son o hacen en el drama.

Que los personajes no sean sólo blanco o negro ha contribuído a que, por ejemplo, sea incapaz de momento de estar totalmente en contra de los antagonistas pese a que odio lo que le hacen a Joo Eun. Siempre será de agradecer que un escritor se tome el tiempo de mostrar diferentes facetas de los personajes antagónicos y verlos desde otras perspectivas y ángulos en lugar de aquella en la que simplemente son ¡LOS MALOS!. No dudo que en algún punto vamos a ver a alguno de los antagonistas sólo como “EL MALO” (apuesto a que ese será Im Woo Shik 😛 ) pero ya hemos tenido una introducción de lo que fueron y sabemos que no nacieron sólo con ese “nervio” de maldad pura.

De momento me es confuso el personaje de Min Ah. Joo Eun parece ser inteligente y decidida sin temor a decir lo que piensa pero normalmente sucumbe ante cualquier situación contraria a lo que ella espera, es incluso incapaz de hacerse valer en el ámbito laboral, no dejo de preguntarme cuánto de esto es intencional por parte del escritor(a) pues es probable que sea el cambio en el aspecto físico y la falta de motivación los que han hecho mella en la personalidad de Joo Eun, es evidente desde el primer capítulo que Joo Eun un día decidió aceptar sin poner resistencia lo que se le venía encima, bueno o malo, lo aceptó sin más y me gustaría saber de dónde le viene ese conformismo y agradecería mucho si el escritor(a) profundiza en ello porque me parece que sería algo interesante por descubrir y ver cómo Joo Eun recupera no sólo su figura sino todo lo que con el aumento de peso dejó detrás.

Mi personaje favorito es Kim Young Ho / John Kim, y no es porque sea So Ji Sub , es porque las trae todas consigo jeje. Es sincero y franco de manera espontánea y sin atisbo de malicia ni prepotencia (a diferencia de tantos protagonistas en los kdrama) además se preocupa por los demás de manera sincera y natural. Hablando de físico, contrario a Joo Eun, a Young Ho la vida no se lo puso fácil, aparentemente él de niño no era lo que se esperaba que fuera y ha sido su tenacidad la que lo pusó en el lugar respetable que ahora se encuentra y este punto contrastante entre los dos personajes principales me fascina, ella en algún punto de su vida se “rindió” (aún si no se dio cuenta de ello) y él se propuso no hacerlo. Young Ho puede entender perfectamente el deseo y la necesidad de Joo Eun de querer hacer un cambio con su cuerpo, sabe lo que es querer librarse de las ataduras que una persona puede tener en su propio cuerpo  y al ver a Joo Eun no ve a una chica obesa que no cuida de su salud y físico, él ve a una persona con un problema real y superior a algo tan simple como unos cuantos kilos de más y por este motivo le es imposible mostrarse indiferente a las necesidades de Joo Eun.

Es Woo Shik de quien menos sabemos como personaje. Entiendo que estaba loco por Joo Eun un tiempo (probablemente sólo hasta antes de que fuera gorda, o antes de que tuviera algún otro interés de por medio), aún así fue incapaz de formalizar su relación con Joo Eun con un compromiso antes de que dejara de “estar loco” por ella y terminó la relación siéndole infiel, sabemos que trae algunos planes ambiciosos en la compañía de la familia de Young Ho pero nada más, y aunque está con Soo Jin no se le ve mucho amor por ella así que me pregunto cuál podría ser el verdadero motivo para ser novio de Soo Jin. Da la impresión más de ser un hombre superficial que le gusta obtener lo que quiere, pero tampoco puedo asegurarlo porque el escritor(a) no ha insinuado aún nada al respecto.

Por otra parte tenemos a Soo Jin, un personaje más complejo que Woo Shik, ella tiene algo en contra de Joo Eun cuánto de eso es envidia, cuánto simple complejo de inferioridad y cuánto podría deberse a algún malentendido eso aún no se sabe pero a veces parece que recuerda que Joo Eun era su amiga y cuando Joo Eun tuvo un problema de salud puso cara de preocupación por ella, aunque claramente esto no evita que siga siendo tan “mala” con Joo Eun como puede. Pese a que cambió su figura, pues antes ella era la gordita de la historia, ella sigue teniendo esas inseguridades que adquirió en los años en que no era feliz con su cuerpo. Tampoco me queda claro si en verdad ama a Woo Shik o está con él por darse el gusto de ser quien le quitó el novio a Joo Eun.

Queda tanto por saber de los personajes principales (y por Dios, espero que esta vez el escritor no se olvide de profundizar en ello como lo hacen el 97% de los escritores de comedias románticas) que este es, de momento, motivo suficiente para querer ver qué sigue en el siguiente episodio.

No ha habido chispas de amor entre nuestros protagonistas (aplausos), pero tampoco odio irracional entre ellos (segunda ronda de aplausos) lo cual da tiempo de contarnos la historia sin que se sienta que perdemos detalles que profundicen la trama, a veces siento que avanza lento porque vemos a los protagonistas poco tiempo juntos pero esto está ayudando a que la trama se desarrolle sin brusquedad, no pasa de un punto a otro sin motivo, llega ahí paulatinamente.  Un drama se vuelve innecesariamente lento cuando empieza a aburrir y este no lo ha hecho.

Aunque no ha habido esas “chispas de amor” si hemos tenido diálogos y escenas que pueden emocionar a cualquiera, un ejemplo de diálogo que nos manda el escritor con el sentido estricto de provocar emociones sería:

A partir de ahora tu cuerpo es mío, palabras como “no puedo” o “no lo haré” no funcionan conmigo. Te digo que no podremos detenernos sólo porque tu quieres. Vamos.

Y en algún momento vuelve  a repetir “Tu cuerpo es mío” … Claramente el escritor(a) nos ofrece los clichés necesarios en un rom-com para enloquecer a las fans. Pero, por si los diálogos no son suficientes, también hemos visto varias escenas en las que Young Ho ha salvado a Joo Eun de situaciones peligrosas o embarazosas y esto funciona y nos vende la ilusión que tanto nos gusta de damisela en peligro salvada por el príncipe.

“Si hasta sé que usas faja para ocultar tus lonjitas cómo no ayudarte en este momento embarazoso” -Young Ho

Otro acierto del escritor(a): ¡Los protagonistas tienen amigos!. Cuántas veces he sentido pena porque alguno de los protagonistas no tiene a nadie con quien hablar excepto con algún mayordomo o ayudante, ¡es absurdo!, me hace pensar que el protagonista tiene serios problemas psicológicos que les impiden socializar,  inclusive hay dramas donde los “malos” si tienen amigos pero parece imposible para los “buenos” tenerlos,  ¿cómo es posible?. Afortunadamente éste no es el caso en Oh My Venus y ambos protagonistas tienen buenos amigos con los que ¡conviven y hablan!.

Los amigos de Young Ho aportan momentos bastante amenos al drama

Mientras que la amiga de Joo Eun está ahí para recordarle que es gorda (no es cierto, ella en realidad es un apoyo para su amiga y escucha sus problemas jejee 😉 )

¡Ups! sé que no elegí su mejor screenshot
¿Se ridiculiza la gordura?

La gran pregunta de dramas como este es si van a ridiculizar la gordura y de cierta forma vanagloriar el acoso que a veces se hace sobre las personas con kilitos de más.

De mi parte no me he percatado de nada exagerado, más bien creo que el escritor está plasmando de forma coherente una realidad existente. Con Soo Jin sí se mostraron burlas en un flashback pero Joo Eun no es discriminada por su peso aunque, de acuerdo a su presentación en el drama, si es catalogada, algo que sufren muchas personas (si no es que todas) con sobrepeso. No está recibiendo bullying ni burlas constantes, el recordatorio de que es gorda viene más bien de parte de su amiga y de lo que ella misma exterioriza, ella sabe que tiene kilitos de más y sufre por ello. Cuando la amiga le recuerda lo gordita que está no sé si se debe tanto a su afán de remarcarlo como algún deseo de esperar que Joo Eun haga algo por su vida, la amiga tiene un hijo con sobrepeso y dudo que sea insensible al tema.

El escritor está profundizando más en lo que Joo Eun se pierde por sus propios problemas internos que por el evidente problema de su gordura, aún no sabemos cuánto de esos problemas internos nacen de la gordura o cuanto de su gordura nace de sus problemas internos pero creo que el escritor(a) intentará ahondar en ello.

Claro que hemos visto a Joo Eun en momentos embarazosos pero fuera del asunto de la faja y como sus lonjitas salieron rebosantes una vez que fueron liberadas de semejante atadura (¡pobre mujer, no podía ni morir con dignidad!) no ha habido más bochornos por su peso.  Los bochornos de Joo Eun son más bien producto de sus propios impulsos o a causa de la posición incómoda en que la dejó su ex…

Qué no hacer cuando ves a tu ex-novio con otra 101: Golpearse contra la puerta de vidrio y caer al suelo como peso muerto sin moverse esperando ser salvado por la divina providencia.

Como puntos extras para darle a este drama So Ji Sub y Shin Min Ah son oro puro en la pantalla, tienen una química excelente, no se tienen que decir mucho para  que yo disfrute verlos juntos.

Si me tendría que quejar de algo de momento lo haría de la forma de actuar “como gorda” de Min Ah porque obviamente ella piensa que abrir las piernas al caminar y pararse es la definición de ser gorda y nada de esto cuadra cuando su personaje no es tan gordo. El director debería decirle algo al respecto 😐

Creo que el escritor tiene bien planeado este drama (a diferencia de lo que pensaba sobre la escritora de She Was Pretty) y eso es buena señal, no he podido descifrar si el drama es bueno o regular por lo que ya dije al principio y porque quiero ver si el escritor no se olvida de todo lo bien planteado en estos 4 episodios y empieza a aventarnos escenas cursis e insustanciales sólo con el afán de aligerar el drama y hacerlo más rom-com de lo que es en este momento, pero si puedo decir que no creo que este drama pueda ser catalogado como malo en algún momento ya que, a mi gusto, el escritor tendría que alejarse mucho de la idea original para que eso suceda.

Seguiré viendo este drama hasta el final, ya hizo lo principal que fue engancharme a lo puesto en escena así que por supuesto recomendaría a cualquiera que tiene deseos de empezar a ver un drama que se incline por este.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.
4 comentarios
  1. ¡Hola! ¿Qué tal?
    Me gusto mucho la forma en que hablaste del drama, desde el primer capítulo quede enganchada con la historia 😉
    Pero tengo una curiosad, la chica que interpreta el papel de la protagonista (Min ha), ¿Es Eun Joon cuando esta gordita? ¿Es ella misma antes y después de “bajar de peso” ? Y también con la otra chica la jefa de Eun Joon “la mala” ¿es la misma que interpreta el personaje de la gordita?
    Es que de verdad que se parecen bastante y si es así, son buenísimos editando sus caras.

    1. ¡Hola Sandy, gracias por comentar!
      Si son ellas mismas, ambas traen puesto un traje y maquillaje para hacerlas ver con sobrepeso. Lo de las caras a mi también me sorprende es uno de los mejores trabajos que he visto en este tipo de personajes así que hay que reconocer a la producción el buen trabajo que hicieron :mrgreen:

  2. creo que tus críticas son muy aventuradas. Tus comentarios rebotan con el transcurso de la historia.

    1. Melissa, así fue, le di demasiado crédito a la escritora que terminó haciendo nada. Con sólo cuatro episodios transmitidos solamente podía usar mi imaginación de lo que podría pasar con las bases que la escritora puso y esas bases tenían tela para cortar, al final resultó que la historia en mi mente tenía más sustancia 😛

      En Corea la criticaron por eso puesto que la escritora no explicó nada y uno esperaba exactamente lo contrario esperas que todo tenga un porqué, ¡vamos, ni siquiera la tonta historia del stalker tuvo un contexto!(¿hubo algo con contexto en la trama?), pero el que la historia al final no te diga nada no es culpa del televidente si no de las capacidades del escritor 😉

No se admiten más comentarios