Hablando de

·Un Kdrama del 2015·

El año está llegando a su fin mucho más rápido de lo que me podía imaginar que sucedería, vi varios dramas este año, especialmente coreanos y japoneses, y la gran mayoría de los dramas coreanos fueron grandes decepciones pero por supuesto hubo sus excepciones.

Decidí elegir un drama como favorito del año entre todos los vistos y recomendarlo en mi sitio y elegí recomendar un drama coreano porque aunque vi varios doramas japoneses no todos fueron doramas del 2015 😛

La competencia estuvo reñida y así mis cuatro  semifinalistas fueron:

  • Healer
  • Kill Me Heal Me
  • Twenty Again
  • Oh My Ghost/ess

Aunque Healer y Kill Me, Heal Me se estrenaron a finales del 2014 gran parte de drama se transmitió en el 2015 así que cuentan como dramas de este año. Healer (no, en serio, no lo elegí por Ji Chang-Wook) fue un drama que me vi una vez que terminó de transmitir y recuerdo haber visto episodio tras episodio muy tranquilamente, no lo vi en maratón pero no hubo día que no viera al menos un episodio hasta que termine el drama. por el contrario Kill Me, Heal Me me lo vi durante transmisiones y sufría por esperar que llegara la nueva semana para ver los episodios. Sin embargo ninguno de estos dramas fueron los “finalistas”.

Los motivos por los cuales no elegí estos dos dramas:  

Healer llegó un momento en que se alejó de su idea original, el drama fue bastante entretenido de principio a fin pero repentinamente se puso demasiado “rosa”. Al principio el romance no era tema central del drama sino sólo “parte del drama“,  el tema central del drama era “Healer” ese mensajero misterioso lleno de habilidades y un pasado que indirectamente le involucra pero de buenas a primeras Healer dejó de ser un drama de acción y se volvió melodrama romántico con tintes de acción.

Kill Me, Heal Me. ¡Ah~ cuánto disfruté este drama! El problema que encontré con KMHM fue que en algún punto la historia empezó a llenarse de demasiadas escenas “forzadas” y “cliché” para darle a los fans lo que pedían y además para poner publicidad. La historia se empezó a desbordar cuando se avanzaba poco en la trama y teníamos escenas que obviamente estaban hechas para el deleite del público y/o para cubrir cierta falta de guión. Aún así el drama estuvo bien ejecutado pero esto le quitó puntos.

Fue la frescura en el guión lo que hizo de Twenty Again y Oh My Ghostess mis finalistas.

Y la gran ganadora como Kdrama del 2015 (según Trece) es:

Twenty Again
☆☆◦°˚\(*❛‿❛)/˚°◦☆☆

*fanfarrias.mp3* ♫

Ahh fue difícil llegar a esta resolución pues ambos fueron fuertes combatientes.

Oh My Ghost/ess: No elegí OMG porque soy una de las poquísimas personas que estaban enojadas de que Na Bong Sun fuera poseída por un fantasma. Si, si ya sé que de eso trata la trama pero el fantasma pasó demasiado tiempo en el cuerpo de Na Bong Sun, especialmente en los primeros episodios. Recuerdo que estuve a punto de dejar el drama en el episodio 3 pero me sentía tan molesta que quería ver si Na Bong Sun volvía a ser ella misma en algún momento, me alegré tanto de no dejar el drama porque sólo se fue poniendo mejor episodio tras episodio 😀 no sentí en ningún momento que el drama se volviera tedioso o aburrido, desde mi punto de vista y a mi gusto el único gran error del escritor (a) fue precisamente no darnos más Na Bong Sun.

¿Y por qué elegí Twenty Again?

Este drama es muy completo. El guión está bien planeado de principio a fin, el escritor sabe lo que quiere y cómo llegar a ello, la trama avanza paulatinamente y no hay un sólo episodio que sea un desperdicio. Además hace conexiones entre el pasado y el presente para hacerte entender cómo nuestros protagonistas llegaron al punto en su vida en el que se encuentran.

Es imposible no adentrarte en la vida de Ha No Ra (la protagonista), digo yo ¿cómo no sentir esa “angustia” de No Ra cuando con lágrimas reconoce frente a su amiga cuál era su mayor temor sobre su marido?,  y es fácil sentir que estás junto a ella en el proceso de su redescubrimiento porque al igual que nosotros, los televidentes, tristemente Ha No Ra también es una espectadora de su vida y el deseo de uno como espectador es que ella finalmente tome el control de su vida.

Este drama no sólo es No Ra como mujer, es No Ra como madre, es No Ra como esposa, es No Ra como miembro de una familia,  es No Ra la joven que quedó atrás, es No Ra la del presente, y queremos ver cuál No Ra empieza a pavimentar su camino al futuro.

Este drama a veces es un drama familiar, a veces es una comedia romántica, a ratos un drama juvenil y a veces un pequeño melodrama. Es varios estilos a la vez. Al final es como una pequeña reflexión, sencilla sin ostentaciones, sobre cosas simples de la vida.

Reconocer Twenty Again, a gusto personal, como el drama del 2015 viene a ser como un pequeño recordatorio de que hay gemas escondidas por ahí, que aunque sencillas, son más brillantes aún que todas aquellas que se llevan los halagos y reconocimientos del público.

Si no han visto ninguno de estos dramas y tienen deseos de empezar un drama y no pueden decidirse por uno podrían considerar alguno de estos cuatro en su lista 😉

Ya para finalizar esta entrada puedo concluir, en base a mis finalistas, que tvN lo hizo bien este año :mrgreen:

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *