Hablando de

·Primeras impresiones: The K2 (Kdrama)·

Se me están juntando los dramas 😮 no planeo pausar ni dejar de ver ninguno de los dramas que estoy viendo (Moonlight Drawn by Clouds, Moon Lovers, Jealousy Incarnate), y ya se llegó el estreno de The K2 y… tampoco planeo dejarlo ¡ja!. Lamentablemente si veo más dramas a la semana tengo menos tiempo para venir a mi blog y escribir mis sonseras pero qué se le puede hacer.

¿Es muy pronto para echar las campanas al vuelo y emocionarme con The K2? Si, creo que sí, puesto que estamos hablando del escritor de Yongpal y ese drama empezó realmente bueno y prometedor para terminar en fiasco así que esta vez soy más consciente que en otras ocasiones de que estas sólo son mis primeras impresiones sobre un drama.

La sinopsis de The K2 (wikia):

Kim Je Ha (Ji Chang Wook) es un ex-soldado que fue traicionado por su escuadrón y abandonado, después de un tiempo decide convertirse en guardaespaldas. Él es contratado por Choi Yoo Jin (Song Yoon Ah) que es la esposa del candidato presidencial Jang Se Joon (Jo Sung Ha), ella es una mujer ambiciosa y con sed de poder, pero lo oculta muy bien detrás de su máscara de amabilidad; Jang Tae Joon también guarda un secreto, y es que tuvo una hija por fuera del matrimonio Go Ahn Na (Im Yoon Ah), ella desea vengarse de todos los que le han causado daño y utilizará cualquier método, incluso usar el amor como arma para lograr su venganza personal.

En estos primeros cuatro episodios The K2 ha sido un melodrama 100% de acción, ¡con lo que me gustan los dramas de acción!, no recuerdo cuál fue el último con tanta acción en tan poco tiempo, este detalle aunado a la parte “melodrama” puede echar para atrás a algunos potenciales espectadores del drama pero si eres de las personas que son más abiertas a géneros diferentes a las rom-coms entonces esto no será un problema.

El primer episodio de The K2 fue un “mira sabemos dar patadas”, pocos diálogos, mucho correr y muchos golpes marcaron el inicio del drama y nos definió desde el principio a qué género está inclinada la balanza. Para el segundo las cosas comenzaron a mostrar los tintes políticos que también formarán parte de la trama, y apenas en el tercero la historia empieza a tomar forma. Puesto así en palabras parece ser que el drama es lento sin embargo al verlo no da esa sensación pues es fácil permanecer completamente abstraído por lo que sucede en cada episodio (¿la magia de la acción?).

Hablando de los personajes principales…

Creo que poco a poco Ji Chang Wook se volverá un referente en los dramas de acción pues lo hace tan bien, aquí da vida a Kim Je Ha un ex soldado con traumitas y ansiedades por la guerra y sus consecuencias, duro, rudo y de buen corazón. Je Ha sabe hacer su trabajo y lo sabe hacer como los mejores, su fortaleza externa marca contraste con sus suaves y sobreprotectoras acciones, probablemente olvidó los motivos por los cuales alguna vez estuvo luchando pero eso no hizo que olvidara dónde tenía sus valores. Chang Wook ha puesto sobre su personaje esa dualidad de débil fortaleza, el héroe solo y desprotegido que no necesita de nada ni de nadie para hacer lo que quiere pero que a su vez es consciente de su propia casi inexistencia ante los mandos al poder.

Todo parece indicar que voy amar odiar a Song Yoon Ah en su papel de Choi Yoo Jin, la mujer es nauseabunda y asfixiante. Yoo Jin es controladora y no sabe perder, aunque aparentemente lo que sí perdió hace tiempo es cualquier característica humana que pueda sensibilizarla. Choi Yoo Jin tiene bastantes ambiciones y buscará hacerlas realidad a toda costa, si eso implica ensuciarse las manos lo hará y ya. Vive en una prisión que ella misma se ha creado, está atada a su mundo de mentiras. Yoon Ah ha dibujado perfectamente a Yoo Jin como la mujer aparentemente inquebrantable que es su personaje, en su rostro se han marcado con precisión desde la soberbia hasta las inseguridades de Yoo Jin en instantes, ella es para mi quién mejor lo está haciendo junto con Chang Wook.

Entre todo lo que Yoo Jin tiene bajo su control hay algo en particular de lo cual no puede obtener lo que desea (no importa cuánto ajuste la correa) y ese es su marido Jang Se Joon (Jo Sung Ha). Se Joon es el típico político corrupto y falso que además depende al cien de lo que su mujer esté dispuesta a hacer y tolerar por él para seguir escalando peldaños en su carrera política, sabe lo que le conviene aún así siempre que puede le recuerda a su mujer que él no olvida que todo lo que hace a lado de ella es por esa conveniencia. Es muy cínico y, aún más, irresponsable, siempre habrá alguien limpiando la basura que deja a su paso así que no tiene necesidad alguna de sentir ninguna carga por sus actos. He notado a Sung Ha poco creíble cuando tiene que aparentar ser el esposo perfecto, siento que podría hacerlo mejor y creo que es capaz, aún así la interpretación cínica de su personaje no tiene desperdicio pues la actua al cien.

Si hablamos de las prisiones, a diferencia de la de Yoo Jin, que es invisible, la de Anna (Yoona) es bastante real. Hija no reconocida de Se Joon, sufre diferentes problemas psicológicos derivados del trauma de encontrar a su madre muerta y saber demasiado sobre esa muerte aunado al aislamiento al que ha sido sometida, poco hemos visto de Anna pero sabemos que tiene bien identificado a su potencial enemigo, que busca el amor y la aprobación de su padre desesperadamente y que hace tanto como puede por intentar ser libre. Como han mostrado poco de Anna poco puedo decir de la interpretación de Yoona pero de momento lo ha hecho bastante bien mostrándonos a alguien que está al borde del desquicio.

En lo poco que nos han mostrado la química entre Chang Wook y Yoona parece que será fantástica, y sinceramente espero que sea así, pero donde está corriendo fuego (literal) es en las escenas entre Ji Chang Wook y Song Yoon Ah, hay demasiada tensión entre ellos, y de la buena.

Ha habido mucha acción en estos cuatro episodios, demasiada, aunque ciertas peleas no siempre están muy bien orquestadas si están bien ejecutadas y cabe señalar que Chang Wook no está utilizando un doble para sus escenas, bonus plus ++ por eso ?.

La dirección es buena aunque mejorable en ciertas escenas (¿en verdad estoy hablando de Kwak Jung Hwan el premiado director de Chuno?…) algunas escenas están muy bien logradas pero otras (algunas de las de acción) no me dejan satisfecha del todo. También podría vivir con menos movimientos de cámara, aahh esa horrible técnica* (¿tiene nombre?) de mover la cámara para darle “realismo”. La música es una locura jajajaja, digo, no está mal pero a veces podrían bajarle el tono, aún así va bien con el estilo del drama.

Todavía le falta a la historia para despegar del todo, Anna, quién será el principal interés del protagonista apenas hizo su aparición de forma concreta en el episodio 4 y ellos aún no conviven nada, aún así ya estoy con la intriga sobre qué va a hacer Je Ha y cómo va a hacerlo para ayudar a Anna (y en el camino ayudarse a sí mismo), ver el progreso de Anna como personaje y su recuperación y por supuesto quiero saber el destino que tienen reservado para Yoo Jin y su marido.

Si algo me preocupa de The K2 son las similitudes que tiene con Yongpal, pareciera que el escritor no pudo dejar de lado esa historia que antes quiso hacer con Yongpal pero que a causa de la demanda de plagio tuvo que modificar, así que metió los elementos principales de Yongpal y un nuevo escenario en una licuadora, la encendió y salió The K2… Ya se sabe cómo terminó Yongpal, así que es normal no sentirme del todo segura del rumbo que tomará The K2, de momento va por muy buen camino y espero que siga así.

*Ok, ok, no me quedé con la duda y lo busqué, esa técnica tiene nombre y es bastante simple, so no me explico cómo no lo pude imaginar ?, se le llama cámara en mano.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.