Artículos de opinión

·En mi opinión: Kdramas este año (2016)·

Estamos en la última semana del año 2016 y mientras estaba pensando elegir algún drama del año para recomendarlo en  mi blog me di cuenta que tenía mucho que opinar sobre el entorno de los dramas, específicamente de los dramas coreanos. Sé que es algo que no debería hacer en una entrada con recomendaciones así que decidí que lo mejor era hacerlo aparte.

El 2016 en unas cuantas palabras.

Este año fue un tanto diferente a los anteriores en cuanto a los dramas coreanos se refiere. Proliferaron los dramas pre-grabados orientados al público chino, los dramas románticos juveniles, los saeguks también juveniles y la fantasía o ciencia ficción.

También abundaron los “fracasos”, es decir, dramas que no vivieron a las expectativas, dramas con excesivo PPL, dramas con parejas disparejas y con poca química y dramas que empezaron muy bien para perder el rumbo a medio camino. Aún así también hubo pequeñas grandes sorpresas en dramas con poco hype pero que terminaron mostrando mucho más que las grandes producciones.

Puedo decir que en términos generales fue un buen año para los dramas coreanos.

¿Qué es lo que más me gustó de los dramas coreanos este año?

Casi todos los dramas que vi fueron lo suficientemente buenos o aceptables para verlos de principio a fin, además, esperé el inicio de transmisiones de muchos de los dramas lo cual es bueno aún si no cumplieron mis expectativas porque indica que, por lo menos en el papel, Corea puso a nuestra disposición propuestas llamativas.

Encontré diferentes dramas buenos y algunos más que buenos entre aquellos de los que no esperaba gran cosa, también hubo unos cuantos que se salieron de la “norma” y se enfocaron más a historias con fragmentos de la vida, más humanas y significativas aunque no siempre sean las que generen más ruido entre los fans.

¿Y qué es lo que menos me gustó?

Por un lado, el excesivo uso que dieron al llamado “power stars/celebrities” es decir el poder de las estrellas / las estrellas con mayor influencia.

Si, ya lo sabemos, siempre habrá ese actor o actriz, o idol, que es capaz por sí mismo de hacer que algunas personas se sienten frente a su televisor o monitor para ver el episodio nuevo de un drama sólo porque él/ella actúa ahí. El talento influye poco pues es irrelevante si lo tiene o no, unas personas atraen a otras de diversas maneras y por diferentes motivos, cuando se trata de famosos la regla aplica igual y no hay nada de malo en ello. El problema viene si la producción, o el patrocinador, o la dirección y a veces hasta el escritor (a) puedan llegar a pensar que es suficiente con esas celebridades y cuiden poco el proyecto a realizar o que lo descuiden en ciertas áreas.

Por otro lado, el excesivo hype de ciertos dramas también me disgustó. Parece que todas las televisoras apostaron por dos o tres dramas para que fueran “su drama del año” y se olvidaron del resto. Muchas veces me dejé llevar por la excesiva promoción y esperé con ansias tal o cual drama para terminar reconociendo que pocos cumplieron con la expectativa creada. Por el contrario hubo dramas de los que se habló poco o casi nada antes de transmisiones y que resultaron mejores que aquellos que les robaron los reflectores, por eso quisiera que hubiera menos diferenciación entre el trato que se le da (de parte de las televisoras) a unos y a otros y dejen al público decidir su favorito, no quiero que hagan menos por aquellos dramas en los que invierten más sólo digo que me gustaría que hicieran más por aquellos en los que invierten menos.

Y para mi, ¿cuál fue el fracaso del año?.

¿No fue obvio?… Y nope, no me refiero a un drama en específico.

Para mi el vergonzoso fracaso de este año fueron las producciones pre-grabadas. ¡Qué desastre!. Uno que esperaba que al pre-grabar un drama se reflejaría en la calidad del guión, de la dirección, de la edición y si se puede también en la actuación y la verdad es que resultó no ser así.

Aunque visualmente varios dramas pre-grabados se vieron mejor que los dramas no pre-grabados (en apariencia, porque la calidad fluctuaba aún en un mismo drama) todo lo demás se quedó igual o a veces muy por debajo de la calidad de los dramas con grabación casi simultánea a la transmisión.

Las actuaciones también fueron entre medias y malas en su mayoría, parece que al pensar en un público en específico prefirieron elegir a actores o idols con cierta capacidad para atraer a ese público antes que en aquellos con menos fans pero con más talento.

Los guiones: atractivos pero no tan interesantes y la mayoría olvidables.

Aunque este año lució con guiones atractivos y los suficientemente entretenidos para mantenerme viendo un drama de principio a fin siento que pocos fueron realmente interesantes y que la gran mayoría pasarán sin pena ni gloria en el mundo del entretenimiento coreano y que pronto los olvidaré.

Muchos dramas iniciaron con fuerza para irse desdibujando poco a poco convirtiéndose en un drama acartonado con poca vida y poco ingenio. La gran mayoría tuvo diálogos simples y algunos hasta insulsos, basta con buscar frases de dramas coreanos de este año y revisar las primeras que aparecen (usualmente las más mencionadas) para darse cuenta de ello.

En escenas específicas, en momentos cumbres, en cambios inesperados o sorpresivos en el guión o simplemente en la forma que tal o cual personaje o evento en un drama te envuelven poco habrá para recordar este año, pocos momentos de esos que te hacen sentir emociones duraderas (positivas o negativas, da igual).

En mi opinión hay muchas historias este año que aunque en su mayoría fueron disfrutables crearon poco impacto.

Cuando sucumbes ante el poder del patrocinador.

Ya sea porque una compañía invirtió dinero en el drama y quiere que su publicidad aparezca cada tanto tiempo si o si porque “para eso te pago” o que la transmisión de tu drama dependa de las normas de otro país, o que el gusto del público de ese otro país tira más hacía un estilo o género, el hecho es que siempre que comprometas la libertad creativa del guionista naturalmente también comprometeras las intenciones originales e ideas de ese guionista y por consecuencia el desarrollo de la trama del drama.

Antes se criticaba que los dramas hicieran cambios sobre la marcha en base a ratings locales, ahora tenemos producciones pregrabadas con los mismos problemas pero de diferente origen y poco se critica.

¿Qué obtuvimos de esto? Dramas más estéticos, visualmente agradables pero también con contenidos variables, poca constancia y a veces nula consistencia.

Y hablando de los géneros…

Mucho saeguk juvenil.

Siento que este año hubo mucho saeguk juvenil y aunque entre mis dramas favoritos del año se encuentra uno de ellos no dejo de pensar que tanto saeguk juvenil es malo para el género.

—Pero, ¿por qué creo que es malo para el género?

Sencillo, el saeguk juvenil no está pensando en atraer al público más mayorcito, al no pensar en ese público  hay ciertas libertades que se toman como por ejemplo temáticas más ligeras de lo ordinario en un drama del género, actores con menos experiencia, presupuestos más bajos, poco o ningún apego al contexto histórico, etc.

Mi preocupación es que si este estilo de saeguk es cada vez más frecuente y cada vez más aceptado por el público entonces pueda haber menos de los “otros” saeguks y, a diferencia de muchos fans, el saeguk es un género que siempre he disfrutado pues suelen ser dramas con diferentes facetas.

Mucha promesa de comedias románticas.

No tengo ningún problema con las comedias románticas, al contrario me gustan, el problema fue que en las descripciones de dramas prometieron muchas comedias románticas y así de buenas a primeras intentando recordar el año entero lo cierto es que me reí poco y no tengo idea del motivo.

Usualmente las risas sólo aparecieron en los primeros episodios y luego varios rom-coms terminaron convirtiéndose en dramas completamente centrados en el romance olvidando la comedia.

Pocos melodramas.

¿Saben cuál fue uno de los impulsos de la ola coreana? Sip, los melodramas. Sin embargo parece que cada año tenemos menos melodramas a escoger para ver y los que hay tienen como un velo encima que evita que veas al melodrama como tal.

Sabemos que es un melodrama pero con ese “velo” todo está muy rosa pastel: “no llores, no te enojes, no conectes con el personaje, ni te frustres con el ni te entristezcas, no reclames justicia, este es un melodrama hecho para no sentir muchas emociones“. Les falta intensidad. Muchos fans de los kdramas huyen como de la peste cuando se trata de un melodrama y no sé si eso ha influido en la elección de escritores y televisoras para evitar crear y financiar proyectos nuevos del género.

Sinceramente extrañé los melodramas este año, especialmente en estas estaciones (otoño-invierno) en las que es fácil ponerse a modo con el tono del drama.

Mucha fantasía y/o ciencia ficción.

Estoy casi segura (tendría que hacer recuento para estar 100% segura) que en toda mi vida jamás había visto o leído tantas obras de fantasía o de ciencia ficción, sean películas, libros o dramas, (por obvias razones omito animes y caricaturas en general) como lo he hecho este año. No es mi género favorito.

Me es más soportable en dramas porque tienen la tendencia de incorporar la fantasía y la ficción a la vida diaria (es decir vemos al personaje normal de carne y hueso usando su samsung -siempre es un samsung o un LG-  como cualquier persona pero con cierta capacidad o cualidad no humana) pero aún así no es mi género favorito y este año empezó con un drama así y terminamos con dramas así.

Y si, muchos los vi o estoy viendo y los disfruté o los estoy disfrutando y casi todos caen del lado de “los buenos del año” pero con este género siempre soy como un auto con el freno de mano puesto.

¿A nadie le pareció excesivo este año?… ¿O sólo me pasa a mi por mi aversión al género?.

Carencia de thrillers.

Bueno, realmente siempre ha habido pocos thrillers entre los dramas coreanos pero últimamente me habían estado consintiendo y creí que este año se parecería a otros y habría más thrillers, lamentablemente no fue así.

Supongo que el género no ha tenido mucha suerte, aunque ha tenido aceptación parece que, en general, generan poca discusión y por ende poca tendencia.

Es una pena porque siempre tengo espacio en mi agenda para un buen thriller.

Concluyendo.

Aunque he disfrutado la mayoría de los dramas que vi este año y aunque considero que en comparación con el año pasado este fue mucho mejor en cuanto a entregas igual pienso que por ahí algo faltó en el mundo de los dramas coreanos. A mi ver, por motivos que desconozco, pareciera que tienen los ingredientes necesarios para preparar un platillo pero falta el chef o los utensilios o el fuego. No nos están completando el platillo y considero que esto se está reflejando en las opiniones de los fans.

Por ejemplo he notado que en foros internacionales ha habido más polémicas entre los fans de un drama u otro antes que un verdadero involucramiento en lo que están viendo, casi siempre esas polémicas empiezan con “no entiendo por qué X drama tiene mejores ratings/más fans si este otro es mucho mejor“. Normalmente era bastante más fácil coincidir qué dramas eran los buenos y cuáles no, y –volviendo a mi analogía anterior– creo que esto es producto de qué tanto te gustan los ingredientes por separado sin necesidad de tener el platillo completo.

Espero que el próximo año haya aún mejores dramas y que me sorprendan gratamente.

-Nota(1): No haré una entrada similar para dramas taiwaneses ni japoneses, los primeros porque vi pocos taiwaneses este año y los segundos porque por esos rumbos se mantienen bastante constantes.
-Nota(2): Todo lo expuesto en esta entrada son opiniones personales, no proclamo tener verdades absolutas así que siéntase libre de opinar y sentir lo contrario. 

2 Comentarios

  1. Adri

    Lo cierto es que este año tuve muchísimos dramas sin terminar, negarme a seguir luego del capítulo 10, aburrirme en los primeros en los primeros 2. Dramas que estaba segurísima que me gustarían, por la trama o por los actores (usualmente los actores en que confíe no me decepcionaron con sus papeles, pero el guíen no era lo suficiente bueno para continuar) pero que no crujieron.

    Muchos dramas que todos amaban y yo no entendí que tan bueno tenían; dots, moon lovers, inclusive moonlight, siento que ese drama logró un buen lugar por qué tenía dos actorasos de protagonistas y un buen reparto en general pero una historia que no me deja mucho (por no decir nada) .

    Auque también admito que es mi culpa, este año era pesado académicamente y los dramas que elegí muchas veces eran bien light, siento que me perdí algunas joyas de este año porque yo no tenía las energías de sentarme a ver un drama que necesitará concentración.

    Como siempre me falta en la industria coreana, sentí una escasez de dramas por llamarlos “ordinarios” cosas con las que uno realmente se pueda relacionar, dramas como mama, age of youth, miseang son perlas difíciles de encontrar.

    Coincido en que este año no fue muy gracioso, todo terminaba inclinándose al romance, siento que logramos ver parejas con muchísima química y otras sin embargo se quedaron cortas.

    En resumen me parece que el 2016 no fue un año de gran análisis y reflexión, pero si de muchos dramas fáciles de digerir y disfrutar.

    • Adri, definitivamente Corea necesita incorporar más dramas de la vida a la Misaeng y Age of Youth, por lo general con dramas así sientes que valió la pena el tiempo dedicado. Hay bastantes historias por contar entre la gente de a pie y es fácil conseguirle público porque cualquiera podría identificarse con la trama, lamentablemente no sólo tenemos pocos del estilo también esos pocos que hay usualmente son en tv. de paga y no en las televisoras públicas.

      Como lo dices hubo dramas difíciles de continuar después del episodio 10 aprox. parece que muchas historias no terminaron por madurar. La falta de química entre varios de los protagonistas también fue notoria y es básica teniendo tantos dramas románticos, espero haya mejor suerte el año que viene.

      Adri:
      En resumen me parece que el 2016 no fue un año de gran análisis y reflexión, pero si de muchos dramas fáciles de digerir y disfrutar.

      Completamente de acuerdo ?

Leave a Reply

Theme by Anders Norén