Hablando de

·De salida: Goblin (Kdrama)·

Oh, eso fue largo…

Goblin llegó a su final y aunque es un drama de sólo 16 episodios en ocasiones sentí que estaba viendo uno bastante más largo. Quizás se deba a que varios de los capítulos duraron más de una hora, pese a eso el trayecto fue entretenido y fantástico (de fantasía, quiero decir jejeje) y casi completamente satisfactorio.

(Contiene spoilers)

En general.

Goblin es un drama romántico de fantasía y mitología que desde el primer episodio hasta el final se mantuvo apegado a su estilo pues fue durante sus 16 episodios -sin afán de ser redundante- un drama lleno de romance y fantasía con seres mitológicos en él.

Al ser un drama original de fantasía poco puede imaginarse el espectador sobre lo que pueda pasar a lo largo de la trama pues la escritora tiene la completa libertad de usar y modificar las “reglas de los dramas” a su conveniencia, y fue exactamente eso lo que Kim Eun Sook hizo, así que aunque hay algunas cosas predecibles prácticamente todo el drama es un enigma para el espectador y afortunadamente no es de esos enigmas que te hacen perder la paciencia.

“Somos encantadores, ¿ok?”

Uno de los fuertes del drama es que practicamente todos los personajes son encantadores a su manera y de diferentes maneras así que no es complicado interesarse por ellos, por lo tanto lo más seguro es que independientemente de quién se encuentre en pantalla la trama continuará siendo de tu interés (a menos claro, que le tengas manía a algún personaje u actor por motivos ya más personales), querer saber qué ocurrirá con ellos, qué decidirán en sus encrucijadas y cuánto terminará por influir el destino, son las dudas básicas que impulsan a querer terminar el drama.

Pero no sólo son los personajes principales en quienes se genera interés, la escritora también dedica tiempo a otras historias, pequeñas historias, en las cuales los protagonistas se involucran en las vidas de esos otros personajes para ayudarlos cuando lo necesitan o provocar un cambio en su vida (o muerte), es en estas pequeñas historias donde Goblin se convierte en un mini drama humano.

“No quepo”

Otro de los fuertes del drama es la comedia. Esta escritora siempre ha tenido un toque especial para la comedia y en Goblin hace uso de él sin reservas, aún si llegas a sentir que algunos de esos aspectos cómicos están reciclados del mismo drama igual suelen ser divertidos y, en lo personal, me resulta realmente importante tener estos momentos amenos dentro de la trama pues el drama tiende mucho a tirar a su lado melodramático, así que esos momentos oscuros, tristes, melancólicos, pesan mucho menos gracias a la comedia que hace su repentina aparición por aquí y por allá.

Como ya lo dije, Goblin se mantuvo fiel a su estilo desde el principio hasta el fin, así que si lo disfrutas los primeros 3 o 4 episodios lo más probable es que lo disfrutarás hasta el final sin embargo, tal vez puedas llegar a notar que hay momentos donde practicamente no ocurre nada relevante entre el inicio y el final de un episodio (interesante quizás pero, no relevante).

“A veces no pasa nada, en esos momentos lo mejor es verse guapo”

Algunos capítulos se sintieron un poco lentos, dando vueltas sobre lo mismo con poco desarrollo de la trama y fueron salvados por los momentos culminantes al final (y/o inicio) del episodio. Este pequeño detalle probablemente se deba a que muchos episodios duran más de una hora y es que no es fácil cubrir más de una hora de contenido.

La escena me resultaría más conmovedora si no estuviera tan consciente de que promociona un restaurante

Lamentablemente también ocurre que entre más tiempo dura un episodio más PPL aparece en pantalla, llega un momento en que la publicidad aunque no es del todo invasiva si se vuelve molesta pero dada la cantidad exagerada de publicidad que tiene Goblin hay que reconocer que fue ingeniosa la forma de poner a cuadro la mayoría del PPL, aún así no pasó desapercibida al espectador lo que en ocasiones llegó a provocar algunas quejas.

Tecnicismos.

La dirección de este drama es bastante buena y he de decir que visualmente mucho más hermosa de lo buena que puede llegar a ser (espero esto les suene tan lógico como a mi). Los efectos especiales son también muy buenos y contribuyeron a mantener el toque fantástico durante todo el drama.

Ya había comentado en mis primeras impresiones que la edición no es perfecta, más bien tiene ciertos detalles que resaltan si se presta atención pero son detalles que fácilmente se pueden dejar de lado al detectarlos pues a lo largo del drama hay tomas que siguen robando el aliento.

En ocasiones hacen uso excesivo del slo-mo con varias escenas en cámara lenta por episodio, es practicamente la manera del director de decirnos que algo muy emotivo o importante está sucediendo en ese momento, aunque en lo personal no me molesta puedo entender que haya gente a la que sí le incomode porque tal vez lo encuentre exagerado, y quizás hasta algo cursi.

Me pasa algo curioso respecto a la música, por un lado siento que es un gran OST pues practicamente todas las canciones me gustaron pero, mmm, por otro lado para mi varias de esas canciones no van con el drama, son canciones que me encantaría encontrar de casualidad y que terminen en mi reproductor pero ya puestas en escena no siempre me dejaron un buen sabor de boca, por supuesto hay otras que se fusionan perfecto con lo que estaba viendo y contribuyeron favorablemente con las escenas donde hicieron su aparición, así que estoy un poco indecisa en este aspecto. Igual no creo que decepcione a alguien. He de decir que el resto de los sonidos son precisos y me agradaron completamente (especialmente cuando Eun Tak apagaba las velas).

El tono del guión, la sombra del destino y las vidas pasadas.

El guión muere de tristeza, en serio. Desde el primer episodio arrastra la melancolía que no deja de acompañarnos hasta el último instante del drama.

Sabemos que algo malo puede pasar en cualquier momento, porque “está destinado a ser así” pero, al igual que el duende, los espectadores estamos resignados y esperamos que suceda de la mejor manera posible y provocando el menor daño. Es por esto que comenté que los momentos cómicos en el drama son necesarios para que no se vuelva pesado.

Este tono tristón del drama lo invade todo, hasta lo diálogos, pues con ellos la escritora lleva al drama un poco más profundo en ese abismo de melancolía. En algún momento todos los personajes principales interiorizan pensamientos que se desenvuelven entre el abatimiento, la desolación y la agonía, siendo el duende quien más se atormentaba con ello.

Encuentro algunas inconsistencias en la trama, entre ellas están los motivos poco claros de las deidades para hacer lo que hacen y lo que no hacen y también las reglas del destino que aplican según la ocasión y que me resulta un poco confuso.

En ocasiones parece querer dejar todo al destino y en otras las reglas del destino no siempre aplican. El destino también decide sobre el romance y es esa dependencia del destino lo que me hizo sentir que entre las dos parejas un amor parecía más sólido que el otro.

Por un lado tenemos a la pareja principal que pese a que es el destino lo que los une, al final, son sus decisiones las que hacen que se mantengan o no juntos. Ellos se enamoraron en esta vida, aquí y ahora, y el destino poco pudo hacer por ellos.

Lamentablemente eso no ocurre con la pareja “secundaria” pues a ellos, en esta vida, el destino es lo que los arrastra y los lleva a estar juntos. Es la vida pasada de Sunny y el primer amor de la parquita lo que hace que se enamoren a ¿primera vista? y es en ese pasado donde el espectador tiene que basarse para creer que su amor en el presente es verdadero.

Sunny tiene que aceptar el amor que otra mujer “disfrutó” y también tiene que sufrir el dolor de ese amor –mmm-… porque es el destino.

Una de tantas despedidas a su inexistente relación actual

La verdad no me suena muy lindo, una cosa es que la parquita y Sunny sean encantadores juntos y otra es que tenga mucho sentido esa unión. Y no me estaría quejando sobre esto si hubieran dedicado más tiempo al romance de estos dos en el presente pero, la escritora nunca intentó formar una relación apropiadamente con ellos pues terminaron con su relación, la cual por cierto no había empezado, después de haber charlado unas dos o tres veces y tomarse algún café.

Sobre la mitología…

Leí algunas quejas porque aunque hay seres mitológicos en la pantalla como el duende (que no es un duende per-se sino un Dokkaebi, es decir un ser mitológico de Corea y que no tiene relación con los duendes de otras mitologías) la historia no está apegada a la mitología.

Por ejemplo, el Dokkaebi no es formado de la muerte de un humano sino que se transforman de un objeto así que en teoría la espada debería ser el verdadero duende y no Kim Shin, sin espada no hay duende.

La queja me parece válida, quiero decir que idealmente se debería de respetar, tanto como es posible, la mitología cuando haces uso de ella pero pienso que es una zona gris donde no se puede decir en qué punto delinear el límite para la escritora, ¿qué tal que la escritora quiere crear su propio mundo mitológico? al ser también un drama de fantasía hay libertad para la imaginación entonces, es difícil definir dónde se debe marcar el límite a la fantasía para respetar la mitología.

Si eres de las personas que aman las mitologías y no te gusta que se tomen libertades con ellas es bastante probable que el drama no sea de tu agrado pues la escritora no respeta del todo los mitos.

Un pequeño problema: saltos al futuro y… olvidaron a alguien.

Considero que el drama debió de ubicarse en un tiempo en el pasado si la escritora ya tenía planeado hacer los grandes saltos al futuro que hizo. No son 3 ni 5 años, son brechas mucho mayores en el tiempo y siempre, siempre tengo problemas cuando al hacerlo el futuro se ve exactamente igual que el presente.

Cuando avanzan al futuro mínimo deberían de cuidar detalles como evitar mostrar celulares o autos, por ejemplo. Y también deben cuidar la apariencia de los personajes, en este caso mientras que Eun Tak cambió mucho el resto del elenco no hizo ningún cambio ni en el estilo de sus ropas o peinados, algo que indicara que ya no son del todo igual a lo que eran años atrás,

Además se olvidaron de alguien en el futuro…

Gracias por participar, atte. KES xoxo

Sentí que el guión no le hizo nada de justicia a Duk Hwa, parecía un personaje con mucho potencial el cual simplemente nunca terminó por brillar.

El eterno hombre solitario y por qué el final no termina por gustarme.

Nota: Si no has visto el final y quieres evitar spoilers entonces lo mejor es que ignores ésta sección del post.

“Viviré solo por la eternidad”

El nombre del drama hace referencia a un duende solitario y ese es básicamente el sino del protagonista: vivir solo, por mucho, mucho tiempo. Naturalmente a lo largo del drama la soledad de Kim Shin parece ser cosa del pasado, un asunto resuelto, tiene amigos, un amor, personas que lo acompañan y apoyan, por este motivo es fácil olvidarse que el sino seguía ahí marcándolo como un tatuaje.

“La escritora quiere que te olvide”

Aunque era latente la posibilidad tampoco me planteé mucho que ese sino no terminara por desaparecer, siempre creí que habría una solución satisfactoria a ese pequeño gran detalle (inclusive si eso incluía morir), después de todo para mí esa era la premisa del drama: resolver el dilema de la vida eterna y solitaria del duende.

Por desgracia el duende nunca deja de ser un hombre condenado, lo que me lleva a sentirme insatisfecha con el final del drama, siento que no tuve una conclusión pues no se resolvió el que para mí era el problema principal planteado por la escritora. El drama empezó castigando al protagonista y terminó castigando al protagonista mientras que al resto del elenco se le resuelve su(s) vida(s) de manera grata, y él queda como un mudo testigo de la felicidad de aquellos a quienes ama y también será mudo testigo de su final, viviendo en la espera que da ilusión para convertirse en pena que eventualmente será nostalgia lo que lo llevará nuevamente a la espera y reiniciar su ciclo.

En mi opinión, la terca crueldad (en este caso emocional) de la escritora contra uno de los personajes principales al que llevo 16 episodios deseándole felicidad, o mínimo paz, no debería de ser la firma con la que concluya el drama.

Mención especial.

Quiero mencionar a todos los actores que aparecieron en mi pantalla, protagonistas, personajes secundarios, cameos, los fantasmas, las parquitas, aquellos que reciben ayuda del duende, hasta la vendedora ambulante en Canadá, jejejeje, a todos, sin importar ni su talento, su trayectoria ni su edad aportaron con su porción, grande o pequeña, al desarrollo del drama.

No me quiero imaginar el drama con otros actores pues es con estos actores con quienes les tomé cariño (y en algunos contados casos apatías) a sus personajes 😀

Conclusión.

Me divertí viendo Goblin. La escritora supo captar mi interés con su historia mientras que el elenco me provocaba a seguirlo viendo con la interpretación de sus personajes y su desempeño.

Encuentro debilidades e inconsistencias en el guión que evitan que lo considere un gran drama pero, eso no niega que la historia cautiva. Es relativamente sencillo ignorar lo malo que pueda tener el drama porque creo que siempre hay presente algo ameno y agradable que te ayuda a no prestarle mucha atención.

A gusto personal Goblin será uno de mis dramas favoritos de la escritora Kim Eun Sook, aún me debato si es o no mi favorito pero es seguro que está entre el primer y segundo puesto 😉

Mi calificación del drama:

¿Lo recomendaría? Sí (sólo si la fantasía no te desagrada), considero que hay más probabilidades de que el drama guste a que no lo haga.

Adéu~ simpáticos seres mitológicos y sus adorables amadas, fue un placer conocerlos.Mua…

8 Comentarios

  1. Catii

    Este drama al principio me cautivo y luego fue perdiendo su chispa… Me molesto la publicidad excesiva a cierto local de comida… En esas escenas siempre mi atención se desvió a la promoción que la hacian y no a lo que hablaban en ese momento 🙁 … Y el personaje que mas me gusto fue la parca :p y eso provoco que en cada capítulo esperara ver sus apariciones y la historia del duende y Eun Tak paso a segundo plano…. No se que me paso con este drama, porque todos lo aman y pues para mi simplemente es uno más de los que me costaron mucho terminar… Saludos!

    • Catii, me sentí igual que tú, para mí también fue perdiendo su chispa inicial. Aún lo considero un drama lo suficientemente entretenido para verlo pero no puedo amarlo como la mayoría lo hace. Al final me di cuenta que iba a extrañar más a los actores que a los personajes o la historia ?

      Te entiendo perfectamente con esa publicidad ? es casi imposible prestar atención al drama cuando aparece y otra que también sentí muy distractora era la de la toalla ¡qué horrible y enorme logo tenía la toalla!

      No tengo un personaje favorito, los cuatro principales me gustaron pero sí sentí que Eun Tak y el duende pasan a segundo plano porque practicamente todo lo relacionado con él empieza a pasar a segundo plano, algo similar hizo la escritora en A Gentleman’s Dignity, así que pienso que es problema de ella.

  2. Abril Levitan

    Yo note los mismos defectos.. exepto la parte de la mitologia, porque era ingorante de la verdaderos conceptos de la misma. Sin embargo disfrute el drama, bastante, los personajes me lograron.. Jajajaja pobre Duk Hwa, lo quice tanto, se merecia una mejor conclusion. Eso de que saltaban todas las epocas me irritaba demasiado, que no cuidaran los detalles como la tecnologia, el avance, entre otras cosas. Exelente blog!! 😀

    • ¡Gracias por tus comentarios Abril!
      Los personajes son lo más, es facilisimo ignorar los defectitos con ellos en pantalla… Una pena lo que le hicieron a Duk Hwa, la verdad habría sido muy divertido verlo viejito e igual de irreverente 😛 … esos saltos en el tiempo mejor ni recordarlos, uff~

      ¡Saludos!

      • Abril Levitan

        Exacto -.- jajajaj igual me parecio verlo de viejito.. al volante del auto que el director general trataba de reparar.. o habre visto mal, no se.. yo crei verlo hasta gordito jajajaj, en esa escena en la que el goblin le daba trabajo al hombre que le compartio la mitad del sandwich..

        • Si pensé que era él, hasta volví a ver la escena y no quedé muy satisfecha… digo al preguntarle si sabe de autos le dice “presidente” con “respeto” pero al terminar la pregunta lo hace informal ? ? supongo que se entiende que es él pero no parece él y eso es lo que no me gustó, además de que apenas son unos instantes, también fue el único que olvidó a todos ¿no? Total, pobre Duk Hwa jajaja?

  3. Carolina

    A mi se me ha hecho taaaaaaaaaan lento, que no he podido terminarlo. Los personajes son encantadores, sí, pero se me hacía raro ver a Gong Yoo en un papel a ratos tan infantil cuando se supone que fue un gerrero y que tiene muchísima edad y el romance entre ellos no me pareció creíble hasta lo que he visto. Fue como “ah, que tú eres la novia del duende, pues te llevo de paseo y así porque sí, mientras leo un libro y tú caminas bajo una lluvía de hojas caídas, me enamoro y ya está”. Yo no he podido dejar de verla como una niña que podría ser su hermana pequeña. Además, me gusta más la pareja secundaria que la protagonista.
    Me parece que hay momentos de la convivencia y los tiras y aflojas que son divertidos, pero que no aportan gran cosa a la historia central del dorama, como que dejan muy de lado de que tiene que morir y se convierte en un slice of life de ritmo lento de los que más me desesperan. Y también se me hace que piensan mucho, dan muchas y muchas y muchas vueltas una y otra vez sobre lo mismo, se hacen pesados por ser tan indecisos…
    Lo único que realmente me ha gustado es la manera en la que estan filmado. Me parecen preciosos los planos.

    • Estoy de acuerdo contigo en que el drama es lento y pienso que se siente aún más lento porque cada episodio dura más de una hora.

      Sobre el duende siendo demasiado infantil, te entiendo perfectamente y fue queja de muchos, a mi también me pareció contradictorio pero opté por no darle mucha importancia, es básicamente lo que ésta escritora hace con casi todos sus personajes principales (al menos los que recuerdo), los infantiliza, así que estoy más bien acostumbrada, hasta me sentí agradecida de que Eun Tak tuviera 19 años así no tenía que ver a otra mujer adulta perfectamente capaz e independiente comportarse como una tonta frente a su amado sólo porque sí (otra costumbre de la escritora en sus dramas) mínimo aquí tenía la edad e inexperiencia como excusa.

      Respecto a las parejas, no tengo una particularmente favorita sobre la otra pero, sin saber hasta qué capítulo viste, déjame decirte que, en mi opinión, al final el duende y Eun Tak tuvieron un poco más de sustancia como pareja que la parquita y Sunny. Encontré un poco “rídiculo” ver a Sunny sufriendo por un amor que nunca comenzó, al final del drama su historia de amor sólo consistía en un par de charlas sin mucha trascendencia y una ruptura de una relación que nunca dio inicio, contrario al duende y Eun Tak que terminaron conviviendo más y conociéndose mejor, aunque coincido contigo en que al principio todo se sintió forzado.

      En todo lo demás estoy completamente de acuerdo contigo?.
      Gracias por tus comentarios ?

Leave a Reply

Theme by Anders Norén