Desde que tvN anunció el proyecto de Chicago Typewriter comenzaron a realizar un hype intenso sobre el casting para el que sería el nuevo drama de la escritora Jin Soo Wan quien ha tenido éxito con dramas como The Moon That Embraces the Sun y Kill Me, Heal Me y aunque el hype comenzó a sonar cansino finalmente al anunciar su elenco no pude evitar sentirme completamente atraída por el drama (aún sin entender del todo la sinopsis) porque Yoo Ah In + Im Soo Jung + la escritora Jin Soo Wan + el director Kim Chul Kyu sonaba a una de tantas posibles fórmulas  perfectas para tener un drama de calidad en pantalla.

Por supuesto para saber si el drama es de calidad hay que verlo y como seguramente saben Chicago Typewriter ya se ha estrenado así que quiero dar mis primeras impresiones.

Sinopsis:

Escritores que vivieron bajo el dominio japonés en la década de 1930 reencarnan en un escritor de bestsellers en declive, un escritor fantasma/negro misterioso y una fan/anti-fan del escritor más vendido.

Aparentemente este ha sido un “caótico” inicio para Chicago Typewriter, tvN la tiene complicada con este drama, no parece empezar con mucho orden de ideas (lo cual a mi no me molesta porque entiendo que es intencional) y tampoco parece presentar en bases muy firmes a sus personajes principales (al menos en los primeros dos episodios).

Por un lado tenemos a Han Se Joo (Yoo Ah In) un desconfiado escritor bestseller cuyas experiencias de la vida le han enseñado a no depender de nadie porque la gente traiciona y las traiciones duelen así que es mejor necesitar lo menos posible de los demás. Como es de esperarse esto lo convierte en un hombre aparentemente muy grosero con la gente, y digo aparentemente porque siendo objetivos lo que en realidad hace es ser directo y ser tan directo puede fácilmente pasar por grosería.

Awwww… ¡mira esa sonrisita!

Aún así no es un inadaptado social sabe exactamente lo que debe de hacer para sobrevivir afuera de su burbuja y por eso no es ninguna sorpresa que sonría y sea amable cuando es necesario. Yoo Ah In llena de un carisma peculiar a Han Se Joo ya que desde el principio lo mantuvo en el límite entre el excéntrico escritor nervioso y el distante e iracundo Se Joo que a veces también nos muestra su lado triste; ese mismo límite de alguien que grita “soy alérgico a los perros” pero se decepciona cuando al llamar a un perro el can no acude a él.

En el lado opuesto a Se Joo tenemos a Jun Seol (Im Soo Jung), una talentosa mujer que terminó haciendo nada particularmente especial con su vida cuando todos a su alrededor vislumbraban esa posibilidad. Se autodenomina la primer fan de Se Joo y a diferencia de este ella parece ser positiva ante la adversidad y las vicisitudes de la vida no han ensombrecido su personalidad la cual ella mantiene vibrante.

Leí comentarios de gente que tuvo problemas en aceptar este personaje por parecer una “acosadora”, personalmente no tuve problemas con esto porque nada de lo que hizo como una autentica acosadora fue realmente intensional y siempre que Se Joo le marcó un límite lo respetó. Im Soo Jung ha tenido que matizar a Seol entre ser una chica vivaracha, de fuertes emociones (positivas y negativas) y a veces también melancólica.

Hemos visto poco de Go Kyung Pyo en su papel de Yoo Jin Oh pues ha sido parte del “misterio” de los primeros episodios del drama, al principio se presentó como Seo Hwi Young  quien también es uno de los personajes de la novela que está escribiendo, Chicago Typewriter, creo que es un “espíritu” —si, si un fantasmita— del pasado vagando en esta era presente por motivos que son desconocidos y escribiendo para Se Joo su nueva novela como si fuera su escritor negro/fantasma sin que nadie se lo pidiera. Su trabajo hasta el momento ha sido verse sexy e intrigarnos con su presencia, y Kyung Pyo lo ha conseguido.

De los tres también vemos sus vidas pasadas y ahí parecen tener personalidades similares pero al ser vidas completamente distintas muestran un carácter diferente, de más está decir que los actores tienen el suficiente talento para delinear notoriamente la diferencia entre sus personajes del presente y del pasado: si son ellos y a su vez no lo son, claramente son otros.

El estilo impreso en el drama a través de la dirección me agrada por completo, tanto en el presente como en el pasado hay un sello distintivo que está ahí siempre y que me recuerda que, aunque sean épocas completamente distintas, estoy viendo el mismo drama y no dos a la vez.

Me agrada cómo el director en ocasiones hace de los objetos el primer plano, especialmente con la máquina de escribir, los cerillos y el tocadiscos creando la atmósfera adecuada para el desarrollo de la historia.

Énfasis en objetos

En estos cuatro episodios siento que el director realmente se pensó cómo debía verse su drama considerando el estilo del guión, no sé si es así pero rara vez me pasa que sienta eso —ya saben que suele ocurrir que ves dramas muy diferentes que se sienten similares sólo por ser del mismo director.

La dirección del drama es simplemente cautivadora, las escenas no están ahí sólo con el propósito de verse lindas para robar halagos, hasta el PPL tiene un manejo  especial haciendo que en la medida de lo posible se mimetice en el drama y forme parte de él (por fin vi un “comercial” de Subway que parecía una escena más del drama y no algo improvisado) el director y la escritora han cuidado este aspecto.

En los primeros dos episodios había una cancioncita “mágica” que hizo su aparición varias veces a lo largo de estos episodios y que personalmente no me gustaba nada porque me sonaba similar a algunas canciones de la película La Princesita (A Little Princess) y déjenme me explico (si no te interesa nada sobre la peli continua en el siguiente párrafo): recien vi esta película así que tengo su música muy presente, como la peli es muy vieja es probable que no sepan sobre cuál hablo, sólo como referencia, en la película la protagonista es una niña adinerada de la India que tiene que ir a un internado en Nueva York porque su padre es llamado al ejército durante la Primera Guerra Mundial, desafortunadamente su padre desaparece en combate y al quedar huérfana el internado queda a su cuidado pero ya no como estudiante sino como “empleada”, ahí Sara (la niña) con su vívida imaginación logra sobrellevar las tristezas de su vida y cada vez que ella imagina algo hay música “mágica” que aparece en la pelí.

“Ahí viene esa canción”

Ahora si, volviendo al tema, la canción que estaban poniendo en los primeros episodios de Chicago Typewriter me recordaba mucho al estilo de la música de la película así que sentía que me transportaba a la pelí donde la imaginación de la niña brillaba en todo su esplendor, al ser una película de niños es natural que al relacionarla con el drama me parecía medio rídiculo escuchar ese tipo de música en Chicago Typewriter.

He dicho todo eso sólo para excluir la única canción que hasta el momento ha aparecido en el drama y que no me ha gustado porque en todo lo demás me tiene encantada, la banda sonora y todos los sonidos que han aparecido en el drama, quien sea que esté a cargo del sonido de este drama está haciendo un gran trabajo.

Al inicio de este post llamé “caótico” al comienzo del drama pero no porque sean mis impresiones personales sino porque es lo que he leído de los demás, hay gente que parece confundida con el drama aunque no entiendo exactamente de dónde viene la confusión, imagino que en parte se debe a la forma de presentar la premisa pues estaban ocurriendo muchas cosas en nuestra pantalla y la trama parecía no estar avanzando mucho.

Ya he dicho que personalmente no tengo ningún problema, ni me parece confuso ni me parece que le falte algo, pienso que realmente es intencional el crear esa sensación de confusión, contrario a quienes se encuentran a disgusto con el drama yo lo estoy disfrutando demasiado, hasta este momento, y pienso que quizás el problema (para algunos) es que el drama parece poco convencional.

Transición entre épocas

Siento que el guión es dinámico y para mi está tomando forma poco a poco lo que le añade una incógnita pues no sé muy bien a dónde se dirige y eso ha captado mi atención completamente. También me gusta que la escritora (y el director) me trasladan de una época a otra en el drama sin previo aviso y sin que yo pierda el interés ni en el pasado ni en el presente pero sobre todo sin que parezca que una historia es más importante que la otra.

No es la primera vez que la escritora se sumerge en épocas pasadas, específicamente en los 30s, recordemos que Capital Scandal también salió de su pluma, así que la historia del pasado de Chicago Typewriter no se siente perdida en el tiempo con una mala ejecución. Lamentablemente me temo que cuando a la escritora le da por aventurarse un poco no ha sido bien recibida y este parece ser el caso con Chicago Typewriter (¿o la escritora no tiene suerte con la década de los treinta?).

Cuánto de lo que veo es real, ¿o es sólo un sueño?, cuanto ocurrió en el pasado, cuánto está en la imaginación de Se Joo, cómo y por qué se están conectando el presente y el futuro, quién murió en el pasado en manos de Yoo Soo Yeon (Seol en el presente) si es que alguien murió en sus manos, ¿alguien no vivió a la Carpe Diem en el pasado y por eso parece tan importante?, si el escritor fantasma es realmente el fantasma de alguien que existió en el pasado ¿dónde está en el presente?, etc. etc. etc.

Cr. ohdongu

Como pueden ver, tengo muchas preguntas de las cuales quiero respuestas así que creo que la escritora ha hecho un gran trabajo  al plantear la premisa de este drama jugando con el tiempo, la realidad, y las relaciones de los tres protagonistas.

Es difícil ser objetivo con esa ternura en pantalla…

Tal vez estoy siendo demasiado subjetiva con el drama, después de leer tantas críticas no estoy muy convencida de que estoy siendo lo más objetiva que puedo sobre el drama pero sé lo que me gusta y este drama me está gustando, obvio sin elevar mucho las expectativas porque ¡ahh, dramas cómo me han decepcionado últimamente! 😉

De momento Chicago Typewriter es el tipo de drama que no es para todos así que quien lea esto con intenciones de formarse una opinión previa sobre el drama antes de darle play yo recomendaría que vean el primer episodio (o los primeros tres) y personalmente decidas si es o no para ti.

Te recomiendo echarle un vistazo