Sindicalistas de las cadenas KBS y MBC se han declarado en huelga general. Desde la semana pasada se anunció que empleados de ambas televisoras harían votaciones para decidir si irse o no a huelga, la votación se ha llevado a cabo y el resultado fue que decidieron irse a huelga con un abrumador 93.2% a favor de la huelga en la MBC, la mayor cantidad de votos para una huelga en la historia del sindicado. KBS inició protestas desde febrero pero las detuvieron momentáneamente mientras que en la MBC las protestas se intensificaron cuando se descubrió que la compañía había creado un video de periodistas en lista negra basado en el contenido de sus noticias.

Ambos sindicatos demandan que los presidentes de las compañías —Kim Jang Gyeom en MBC y Ko Dae Young en KBS— renuncien y que los trabajadores puedan volver a ejercer un periodismo libre y creíble pues acusan a ambos presidentes de censurar las noticias con influencia política, además de haber usado su posición como presidentes para intervenir en las noticias a favor de la administración de la ex-presidenta Park Geun Hye.

El boicot inició con los periodistas de ambas cadenas que se niegan a continuar haciendo programas de noticias que están siendo censurados, junto a ellos muchos presentadores y miembros del equipo de radio han decidido boicotear sus programas en la última semana.

Tanto MBC como la KBS, han dicho que la huelga es ilegal ya que no involucra a condiciones laborales actuales. El martes, MBC envió una carta a sus trabajadores instándoles a no participar en una huelga “políticamente motivada” y señala que “eliminar a un ejecutivo designado conforme a ley es un comportamiento que destruye la democracia“.

Ambos sindicatos iniciarán la huelga el 4 de septiembre, noticias y programas de variedades serán los más afectados por la huelga pero se prevé que, en algún momento, la programación de dramas también se vea trastocada.

Un representante de ambos sindicatos declaró:

Esperamos por una reforma y restauración del interés público en los medios de comunicación. En el anterior gobierno conservador tanto MBC como KBS perdieron la confianza de la nación a través de sus informes políticamente sesgados, la difamación y la intervención en editoriales. No sólo eso, sino que los periodistas que buscaban una auto-limpieza fueron oprimidos y despedidos injustamente, transferidos o les dieron medidas disciplinarias.

Las radiodifusoras deben tener un ojo crítico sobre las irracionalidades de la sociedad, pero en su lugar los organismos de radiodifusión han estado al frente promoviendo la injusticia profundamente arraigada en la sociedad. El hecho de que en la nueva era de los medios, donde hay innumerables canales compitiendo, no haya una emisora pública con la confianza de la gente es una tragedia para esta nación.

No es la primera vez que estas emisoras se van a huelga, la última vez que MBC se fue a huelga fue en el 2012 y tuvo una duración de 170 días, mientras que en la KBS su última huelga fue hace 3 años, ambas huelgas fueron por causas similares a las de esta nueva huelga.

Si todos los productores deciden sumarse a la huelga entonces los dramas también se verán afectados así que hay que ver cómo se desarrolla la huelga en los próximos días.