Se preguntarán qué diantres hago hablando de series americanas en un blog dedicado a dramas, yo también me lo pregunto pero tengo una buena excusa: The Good Doctor es un remake estadounidense del drama coreano Good Doctor.

Hace meses cuando vi el trailer del remake de la ABC me entró la curiosidad de ver el episodio piloto de la serie y es que Good Doctor me gustó en su tiempo, además vi a Freddie Highmore ahí y quería ver de qué manera interpretaría al buen Park Shi Ohn.

La serie se estrenó el 25 de septiembre y para matar la curiosidad vi el piloto que resultó ser practicamente igual que el del drama original, las diferencias están en la forma presentada a la audiencia, obvio por estilo y cuestiones culturales. En 20 minutos ya teníamos a una doctora (¿que sería el personaje de Moon Chae Won?) en la cama de un doctor teniendo relaciones sexuales durante sus horas de descanso en el hospital —nada explícito todo implícito—.

La otra diferencia es que la serie de la ABC intenta ser menos emotivo en ciertos aspectos, por ejemplo con el niño que Shi Ohn (aquí Shaun Murphy) atiende en el primer episodio, en el drama coreano el chico es alguien con quien el doctor “conecta” durante su viaje a Seúl mientras que aquí es un asunto casual.

También encuentro en la serie de la ABC una tendencia a ser menos agresivo con el bullying que el buen Shi Ohn sufría en la versión coreana, no digo que no exista pero se siente menos extremo, en la versión coreana había una aberración hacía todo lo que el doctor Park representaba, rayando en lo absurdo pues era practicamente imposible entender ese “odio” hacía él, por el contrario en la serie americana el rechazo es más racional: no quieren un autista en el hospital por el riesgo que representa, punto.

Con excepción de Freddie Highmore y dos o tres actores por ahí —cuyo nombre no sé ni me interesa averiguar— el primer episodio de la serie americana está, en ocasiones, mal actuado. No sé si yo estoy muy desconectada del entretenimiento occidental y he dejado de reconocer actores, o si ésta serie está plagada de actores desconocidos, lo que sí sé es que encontré más actores mediocres de lo que me gustaría y el director hizo poco por ocultar sus deficiencias.

Por otro lado, me apena decirlo pero, Freddie Highmore es muchísimo mejor doctor-autista que Joo Won, va perfecto en el papel, y con esto no quiero decir que Joo Won lo hizo mal, simplemente no lo hace mejor que Freddie.

—Oh Freddie.. eres muy bueno para esto.

Según yo, y con sólo un episodio visto para comparar…

Aspectos positivos de la serie de la ABC en comparación con la original:

-Un actor aún más capaz para interpretar al doctor-autista.
-Menos juego con los sentimientos del espectador. La serie parece más práctica.
-Más seriedad con los doctores y personas al mando en el hospital (todavía recuerdo a la Dra. Cha yendo a trabajar con resaca total y cómo lo hacían pasar como algo divertido e inevitable en el drama).
-El Dr. Murphy es más directo que el Dr. Park, no conozco a nadie con autismo pero he leído que son así, directos al hablar o expresarse y aunque el Dr. Park decía lo que pensaba parecía que primero pensaba mucho lo que quería decir.
-Menos “vicioso”. Había algo “vil”, algo “vicioso” en el drama coreano en el trato inhumano que el Dr. Park recibía de parte de TODOS y que no hay en esta serie. Si, vemos a Shaun siendo golpeado de niño por sus compañeros mientras su hermano sale en su defensa, y también está el padre abusivo y el rechazo de los doctores, pero de momento se percibe menos crueldad en la maldad (obvio, recordando que sólo he visto un episodio).
-A momentos parece un diamante en bruto. De repente tengo la sensación de que estoy viendo una gran serie, algo en la cinematografía me hace sentir de esa manera, el problema es que en el mismo episodio esa sensación no fue constante.
-Buena adaptación al ambiente estadounidense.

Aspectos negativos de la serie de la ABC en comparación con la original:

-Un poco de actuaciones poco naturales muy, muy notorias.
-Como en ciertos aspectos es menos emotivo que el original cuando realmente hay cosas emotivas chocan un poco con la practicidad antes mostrada.
-El sexo. Me parece innecesario porque ya vi el drama original y ahí no fue necesario, pero mi principal problema es ver a un doctor teniendo relaciones y el siguiente minuto atendiendo un paciente, ¿no sucede en la vida real? seguramente si, no lo dudo, pero es una imagen que no quiero tener en mi cabeza mientras me pregunto cuán higiénico y seguro puede ser eso.
-Diálogos cursis. El piloto no será muy emotivo pero caray, tiene de repente unos diálogos cursilones de cuidado, y digo cursis por no decir medio tontos pero otros están perfectos, tiene que balancearse mejor.

Algo que el Dr. Park no hacía tan bien y el Dr. Murphy borda:

Ya lo dije, el doctor-autista parece ser menos directo en la versión original, aunque los dos intentan saciar su curiosidad inmediata (una característica que al parecer tienen las personas con autismo), la curiosidad de Shi Ohn parece calculada, menos improvisada, como si contemplara qué puede o qué no puede preguntar, como si sus ideas tuvieran un filtro. Sé que no era así porque al final de cuentas Shi Ohn terminaba diciendo todo lo que tenía en su mente pero lo hicieron parecer así.

En cambio Shaun es completamente directo, si hay algo que quiere saber intenta averiguarlo sin contemplar si es o no adecuado, y el mejor ejemplo de ello es la escena con la que cierra el episodio cuando el doctor en jefe dice que lo único que Shaun hará mientras sea parte de su equipo será “aspirar” (quitar sangre, fluidos, tejidos, etc. en cirugías), Shaun muy fresco, dice lo que piensa e intenta resolver una duda que le surgió:

Vi muchos cirujanos en la escuela de medicina. Eres mucho mejor que ellos. Tengo mucho que aprender de ti. Eres muy arrogante. ¿Crees que eso te ayuda a ser un buen cirujano?, ¿te hace daño como persona?. ¿Vale la pena?.

Ohh, lo que me habría gustado ver al Dr. Park tener ese tipo de dudas…

¿Qué tan buena fue la recepción en EUA del primer episodio?

La aman…Y la odian. He encontrado opiniones polarizadas con la serie, y es que en sitios que parecen “especializados” en series (no me crean porque no sigo sitios de series americanas y no sé qué tan ciertas son las cosas que dicen) parecen odiarla por todo lo que amamos las series coreanas jejejeje.

Las críticas ahí son del tipo “no hay autistas con súper poderes mágicos”, o que todo es muy cursi/emotivo uuy si vieran la coreana, qué les cuento… y no les gusta que el doctor sea el típico rechazado que sorteará todo tipo de problemas para mostrar su valía ya que es un recurso que ha sido utilizado infinidad de veces; también parecen odiar las explicaciones médicas cuando Shaun pone en su mente la imagen de lo que sucede en el cuerpo del paciente, etc. etc.. les digo, parecen estar muy  a disgusto con todos los aspectos típicos de drama coreano, en estos sitios recomiendan no verla y le dan una estrella.

Del otro lado de la moneda está la gente más como uno, normalita, menos snob y menos “mira yo me las sé todas” que simplemente amó el primer episodio porque creen que representó bien a las personas con autismo, que sienten que una serie así da esperanzas a los autistas y quieren acompañar a Shaun en su travesía para verlo salir adelante.

Mi opinión:

Me gustó mucho cómo la han adaptado al estilo de los estadounidenses sin que se perdiera la esencia del drama original.  Creo que la serie podría ser un éxito si pule esos aspectos que me parecieron muy notorios en la actuación de ciertos personajes, ¿tal vez la mayoría de los actores aún no estaban al cien en su papel?, pero si ellos hacen su parte y también si ponen más cuidado en ciertos diálogos, no dudaría que la serie americana pudiera hasta ser mejor que la coreana… aunque aún falta mucho por ver.

Y, ¿a qué viene todo esto?.

Me pareció buena idea hacer una comparativa ahora que tuve la oportunidad, es como dar un paso atrás e intentar ver un panorama más amplio, me hizo replantearme qué tanto me gustó la serie original pues sentí que me gustó un poquito más el piloto de la ABC.

Me pasó algo curioso cuando leí las críticas de la serie en los sitios dedicados a series, al leer las críticas me cuestioné si no he estado tan inmersa en los dramas coreanos que me he acostumbrado a pasar por alto aspectos que de otra manera me resultarían incómodos. Muchas de las críticas sonaban lógicas  y coherentes, y me reí de algunas porque considero que son ciertas y pensé “nunca nadie ha criticado eso de Good Doctor en los sitios donde hablan de dramas coreanos“, ¿estamos ignorando lo obvio? Espero que no, no quiero acostumbrarme a comer lo que sea que me pongan en el plato.

Concluí esto: justifico mucho a los dramas.

Sé que la serie no es tan mala como dicen los “críticos” en esos sitios dedicados pues están asumiendo muchas cosas que yo —que vi el drama original— ya sé no van a suceder, como que todos van a rendirse a las habilidades del doctor-autista pero, ahora reconozco que el drama tiene más fallas de las que los fans de los dramas coreanos nos atrevemos a reconocer, interesante, ¿no?.

Por otro lado, no deja de ser novedoso ver una serie americana adaptada de un drama coreano cuando lo normal es que sea a la inversa. Lo destacable es que, por lo menos el primer episodio no fue un desastre, al contrario, fue bueno y en realidad se apega bastante al original (algo que los coreanos no suelen hacer… sorry! Corea) y eso hay que mencionarlo.

Le deseo buena suerte a The Good Doctor, en verdad espero que sea un buen programa.