En cuanto vi que los subtítulos de Age of Youth 2 estaban completos decidí parar todo lo que estaba viendo para dedicarme única y exclusivamente a ver la segunda temporada de uno de los dramas que he recomendado ver, y aunque no soy muy adepta a segundas temporadas igual estaba esperando ver este drama porque en su primer temporada se convirtió en uno de esos raros dramas que me hacen sentir emociones duraderas.

Ya lo he visto todo así que ahora voy a escribir mis impresiones finales, no serán del estilo que acostumbro en el blog son más bien pensamientos que tuve a lo largo del drama (y después de concluirlo) que quiero expresarlos acá.

Esta entrada contiene spoilers, avisados están.

La pregunta obligada: ¿es Age of Youth 2 una buena secuela de la primer temporada?

Si, y no. Como una continuación Age of Youth, ésta segunda temporada pierde cierto encanto y dulzura que se encontraba en la primer entrega, pero eso no lo convierte automáticamente en un mal drama. Es diferente, es Age of Youth pero no es Age of Youth, son las chicas locas que me cautivaron con sus diversas personalidades, son también sus problemas y temores, pero también hay historias nuevas, y rostros nuevos en historias viejas.

Si hago comparativas prefiero la primer temporada, PERO —y lo pongo así en letras grandes porque hay que remarcarlo— eso no significa que no me haya gustado la segunda temporada, he disfrutado practicamente cada minuto de este show, he reído a carcajadas con las chicas. he llorado con… los chicos (¡He Im Dal!), me he sentido enojada y ansiosa con lo que ocurría en el drama. Lo he “vivido” tanto como la primera vez…

Entonces, ¿Qué me faltó para sentir a la segunda temporada como una buena secuela?

Varias cositas que parecen mínimas en el detalle pero que se vuelven relevantes en el todo.

  • Kang Yi Na (Ryu Hwa Young). Creo que la gente detrás de cámaras subestimó la fuerza motora que Yi Na era en la dinámica de las chicas en Belle Epoque, no voy a mentir me sentí sumamente decepcionada al saber que ella no participaría en la segunda temporada hasta me pregunté si valdría la pena ver el drama sin ella. Cuando se me pasó el enojo inicial creí que tal vez su ausencia no sería tan notoria y decidí que, probablemente, después de todo su ausencia no sería tan importante. Verla en el primer episodio y no verla en los demás (aunque hizo apariciones momentáneas) hizo más notorio lo vacío que a ratos estaba el drama sin ella. No sólo es por su personalidad fuerte y despreocupada, es junto con Jin Myung la única madura del grupo, pero madura en una forma más fresca que Jin Myung. Además también es la única que dice las cosas como las pienso.
  • Park Hye Soo. Lo siento por Ji Woo pero ella como Eun Jae no me gusta. Eun Jae no es un personaje tan simple, no es de blancos y negros, desde la primer temporada eso quedó claro, la interpretación de Ji Woo sobre Eun Jae privó al personaje de sus matices, Hye Soo podía escupir el veneno de Eun Jae de una manera que se sintiera como una chica que llegó al límite en cambio Ji Woo hizo de Eun Jae una chica viciosa, de esas con las que no quieres estar cerca porque sabes que son nocivas y nunca sabes qué esperar de ellas.

    Además creo que intentó imitar a Hye Soo (en lo que falló estrepitosamente) y sonreía raro, muy raro; pase el 90% del tiempo esperando que esa sonrisa maniaca tuviera algún sentido, como que en cualquier momento tomaría un cuchillo y se iba a poner a matar gente; el 10% del tiempo restante lo pasé deseando poder cepillarle el cabello, qué desastre. Quizás Ji Woo debió interpretar a una chica nueva…

  • La vida de Jin Myung. Pobre Jin Myung, no tuvo vida en esta temporada, su único valor en la trama era como mamá de los pollitos, la vimos poco viviendo, sintiendo y experimentando por sí misma cosas nuevas, aún sus experiencias en el trabajo nuevo se vieron opacadas por los problemas de He Im Dal

  • Nostalgia. Si, me faltó la nostalgia que la primer temporada me hizo sentir, quizás aquí se encuentre ausente porque la primer temporada estaba muy enfocada en “primeras experiencias” mientras que esta es una continuación de la vida de las chicas, como sea, a diferencia de la primer temporada esta me hizo recordar muy poco, a veces me sentí poco identificada con los personajes y pienso que gran parte de la magia de la primer temporada era precisamente esa conexión que el espectador podía hacer con algún personaje, pensar en algún momento “ahh, si, si… así es… así fue…” y hacerlo así con cualquier personaje.

Lo que más me gustó de esta temporada.

  • Jo Eun, fue una gran incorporación a Belle Epoque. Su historia era muy interesante. Me habría gustado que exploraran más su vida, siento que perdimos mucho tiempo siguiendo las tendencias obsesivas de Eun Jae  con su ex. en lugar de verla a ella. También quería verla en citas con Jang Hoon, estaba más que dispuesta de ver un Lovely Complex a la coreana, lamentablemente entre más se acercaron los chicos menos tiempo pasaron juntos, T-T

  • Ho Chang
    . Aahhh, este personaje tenía tanto para dar pero no vimos lo suficiente, no sé si la salida de Onew perjudicó mucho al desarrollo del personaje y es que curiosamente la historia de Ho Chang tarda tiempo en tomar forma y fue casi el mismo tiempo que le costó al drama “asentarse” pues en los primeros episodios sentí que el guión estaba medio perdido entre lo que se quería y lo que se podía hacer. Aún así siento que el personaje brilló con su inocencia.
  • El pasado de Ji Won. Después de todo resultó que si había un motivo por el cual Ji Won era como es y me siento “agradecida” con Park Yun Sun
    (la escritora) porque no sólo puso un personaje excéntrico en pantallas con intención de ser el contenido cómico del guión sino que todo lo extraño de su personalidad tenía un sentido y era uno bastante más profundo de lo que podía imaginar.

    La primer temporada de Age of Youth estaba planeada para ser un drama de 16 episodios pero el drama no podía ver la luz siendo rechazado y cuando llegó a JTBC decidieron acortarla a 12, la historia que fue sacrificada entonces fue la de Ji Won y viendo ahora el resultado no puedo dejar de pensar cuánto me habría gustado que el drama no hubiese sido acortado.
  • La música. La música sigue a tono con el drama, me gustó que la mantuvieron por el mismo estilo de la primer temporada (aunque nos faltó alguna tonadita simpaticona para alegrar ciertas escenas como en la temporada anterior) va perfecta para dramas sencillos y sin pretensiones como este.

Comentarios finales.

Age of Youth 2 es un muy buen drama por si mismo, no tiene el misticismo y la magia de la primer temporada pero sigue siendo Age of Youth, no pierde su esencia pues sigue siendo un drama sobre personas reales con problemas reales. Tal vez la historia con la que es más difícil de conectar es la de He Im Dal ya que estoy segura que la mayoría no estamos persiguiendo sueños de ser idols ni tampoco conocemos gente que lo haga, aún así sus dudas sobre su destino, su “esfuerzo en vano”, la tristeza de tener que renunciar a algo que tanto anhela no nos deja indiferentes porque muchos hemos estado ahí, recorriendo ese camino.

Seguí proyectando mis vivencias personales en los personajes, al igual que lo hice en la primer temporada. Yo era Kang Yi Na enojada con todas las chicas porque “comprendieron” los motivos de la amiga de Ye Eun cuando le hizo daño, yo era Kang Yi Na gritándole a la pantalla “todos tenemos problemas, no es la única“, si, yo fui Kang Yi Na antes de que ella apareciera en pantalla y cuando lo hizo y dijo exactamente lo que yo estaba pensando exclamé “¡Gracias, eso es lo que he estado diciendo!” y lo hice tumbada en mi cama preparándome para dormir —un episodio más, sólo uno más— casi a oscuras, con la tv encendida y una pequeña lámpara en la intensidad más baja de luz, todo en silencio a mi alrededor y sin moderar la voz, total nadie me estaba viendo hablándole al televisor… 😌

Una vez más Age of Youth fue un entretenido paseo, esta vez no fue un breve paseo por la ciudad al atardecer, fue un recorrido de regreso a casa por la noche, con el apetito abierto y el cuerpo cansado pero relajado de saber que por fin estará con sus ropas más cómodas en su sillón favorito. Un recorrido muy satisfactorio…