He visto más de Falsify, porque no podía dejar el drama así sin ver ni siquiera mínimo un episodio antes de decidir si debía continuarlo o no, además también terminé de ver Kahogo no Kahoko, es sobre estos dos dramas que hablaré hoy; no he podido avanzar con Uso no Sensou porque tengo que arreglar los subtítulos😵 y estoy a punto de terminar la semana viendo otro episodio de The Perfect Match —después de publicar esta entrada—, es por estos motivos que no hablaré de estos dramas.

FALSIFY (Ep.06)

Estoy en lo que llaman “drama slump” con los dramas coreanos, no es con todos los dramas solo con los coreanos, es tan pero tan difícil decidirme a darle play al primer episodio de algún drama nuevo y es aún más difícil terminarlos. Sin embargo ahí tenía a Falsify, recordándome que había visto unos cuantos minutos del primer episodio y era mejor verlo completo antes de decidir si continuarlo o no, así que con muy poco entusiasmo le volví a poner play…

¿El resultado? He decidido continuar el drama😁. Ha empezado bien y me está gustando la historia. Apenas voy en el episodio 6 (esos serían 3 episodios de una hora) así que aún corro riesgo de dejar el drama a medio camino pero de momento no es esa mi intención.

Aunque el comienzo ha sido un poco confuso, o bueno no confuso porque sé lo que está pasando pero si algo revuelto: tenemos un caso en el pasado y luego este otro y el otro y más en el presente y todos tienen el mismo origen; lo que encuentro confuso (o revuelto) es que sé poco de esos casos sólo estoy asumiendo que todo es culpa de los mismos y que tienen que pagar por lo que sea que hayan hecho.

Lo único que no me ha gustado en estos 6 episodios es que es uno de esos dramas donde matar es muy “fácil”, eso sería más creíble si fuera un drama sobre organizaciones de espionaje ¿no?…  Espero que no siga mucho por esa ruta porque esas conversaciones estilo “hay que hacerse cargo de xxx” teniéndolas en la oficina como si estuvieran dando una receta de pollo ahumado no me convence del todo.

¡Vamos Han Moo Young, hunde a aquellos que mataron a tu hermano!

KAHOGO NO KAHOKO (Ep.10/Final).

El episodio 9 fue todo un viaje cuesta abajo de emociones. La muerte de “Baaba” me tenía con el lagrimón a nada de asomar😢, esos japoneses saben tocar fibras sensibles sin gritos ni aspavientos sólo mostrándote las situaciones tan reales como un drama permite, aish.

Afortunadamente el final fue feliz, como ya se veía venir, y también fue demasiado “perfecto” en la “imperfección”; quiero decir que al final sucedió lo que se esperaba pero sin que los personajes fueran cambiados por arte de magia, “papa” sigue tan cobarde como siempre, “mama” tan lineal como siempre y la familia completa tan loca como siempre 😛

Fue un lindo drama en el que lo importante era ver todas las “primeras veces” que Kahoko tenía que experimentar para que dejara el cascarón y afortunadamente en el proceso no perdimos la inocente esencia de Kahoko. Takahata Mitsuki hizo de Kahoko una chica tan tierna y adorable que me era totalmente imposible criticar el estilo de vida que vivía tan ajena al mundo real.

Kahoko con Hajime es para mi lo mejor del drama, Hajime tiene una paciencia de ángel con ella, adoré las miradas profundas con las que él la veía y también como la inexperiencia de Kahoko la hacían decir y hacer muchas cosas por impulso o asumir cosas que siempre apenaban a Hajime. Desafortunadamente en los últimos episodios la estabilidad de esta pareja hizo que no los viéramos conviviendo tanto como me gustaría pues había que darle prioridad a los problemas familiares… igual estoy satisfecha con lo que mostraron. Takahata MitsukiTakeuchi Ryoma se han vuelto favoritos de los cuales estaré esperando nuevos proyectos, aunque a ella ya la tenía ahí desde ItsuKoi ahora simplemente reafirmó mi opinión positiva de ella.

Bye bye~ Kahogo no Kahoko, voy a extrañarte.