¡Oh, bueno!… se llegó ese momento anual en la etapa de todo sitio web donde es inevitable darle mantenimiento para tenerlo al día, lo he estado postergando casi un mes porque, pereza, pero ya toca dejar de sacarle la vuelta al asunto.

En teoría ustedes no deberían de notar ningún cambio en el blog y su funcionamiento pero uno nunca se debe de fiar de estas cosas cuando le está moviendo por aquí y por allá y por eso mejor les aviso.

Así que si notan algo inusual en el blog o fuera de lugar, incluso hasta en otro idioma, es porque ando toqueteando el sitio en los rincones oscuritos que nadie ve 😉

Debería de terminarlo en un día pero de nuevo, pereza, así que seguramente para el fin de semana ya habré terminado…. espero…. jejejeje.

Nos estamos leyendo y actualizaré si puedo.