Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Marzo 25 – 2018·

Sigo buscando un drama coreano para ver y/o uno taiwanés pero no he dado con uno, no sé si debería empezar uno terminado, aventurarme por uno ya en transmisiones o esperar a los que apenas van a dar inicio mientras me decido sigo viendo sólo dramas japoneses,—igual hay montones por ver la verdad— lo mejor de seguir viendo dramas japoneses es que no me aburro, son tan diferentes uno del otro que no me da tedio.

Los dos dramas que entretuvieron parte de mi ocio estos días fueron Bokutachi Ga Yarimashita y Todome no Kissu, del primero ya llegué al final y el último apenas lo estoy empezando.

BOKUTACHI GA YARIMASHITA (Ep. 10/Final)

A veces viendo dramas japoneses me olvido que no son como los coreanos, aish… Pasé una parte del drama esperando que los 4 amigos no fueran los culpables de la gran explosión que mató a 10 estudiantes, pero, si fueron ellos. El drama es pesado y aunque hay siempre carga humorística no deja de haber un bajo-tono deprimente, desde el primer episodio se tiene la noción de que, aparte de vidas humanas, se perdió algo que también es importante y que es imperceptible.

Este es uno de esos rarísimos dramas donde hay personajes que crecen y hay personajes que van en sentido contrario, me encontré atrapada entre desdeñar personajes que terminé apreciando y apreciar personajes que terminé desdeñando; el único constante fue Maru, a él nunca le encontré algo positivo.

Me duelen Tobio, Isami y Paisen. Me duele también, y mucho, Ichihashi.

Todos tuvieron que afrontar las consecuencias de sus actos y todos reaccionaron de diferente manera y sólo uno de ellos (Maru) nunca sintió ni responsabilidad ni culpa. Naturalmente los procesos de negación, culpa, asimilación, lucha por librarse de las ataduras y resignación que vivió Tobio fueron los de mayor impacto.

Cuando Tobio intentó negarse a sí mismo lo que había hecho lo encontré bastante egoísta con Ichihashi,  aunque me di cuenta que Tobio perdió la sensatez cuando tuvo relaciones con la novia de Isami  igual no dejó de sorprenderme su actuar con Ichihashi. Cuando se hizo amigo de Ichihashi no podía entender lo que Tobio estaba intentando hacer, en esos momentos quería que dejara de actuar así, pese a todo lo que hizo Ichihashi en el pasado, él no se merecía la deshonestidad de Tobio. Esa deshonestidad tuvo su precio pues fue Ichihashi quien al final terminó por romper a Tobio.

El romance tanto me daba así que no me pareció relevante…

Lamentablemente los dos personajes que más tocaron mis fibras sensibles, Tobio e Ichihashi, tuvieron el mismo final aunque fuera tan diferente.

Bokutachi Ga Yarimashita es un drama que “hay que ver”, desafortunadamente no es un drama que cualquiera puede ver, no creo que sea fácil de digerir para muchos.

TODOME NO KISSU (Ep.01)

Apenas acabo de empezar el drama y ya amo dos cosas:

1. El opening

2. Yamazaki Kento como “Eight

Creo que este es uno de los mejores personajes que he visto de Kento, en verdad que borda el cinismo de Eight.

No entiendo qué anda haciendo la chica que besa “matando” a Eight pero dudo mucho que fuera ella quien lo lanzara del puente así que dudo que sea ella quien quiere matarlo, jeje. Creí que se podría poner aburrido el drama si repiten cada tanto lo que sucede pero es interesante ver los cambios que ocurren cada vez que se regresa el tiempo.

Estoy intrigada con el drama y me divierte, así que pinta bien ?

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *