Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Something in The Rain·

Antes de dar mis impresiones finales de Something in the Rain, quiero expresar un poco mis pensamientos sobre lo ocurrido en el drama.

Vi casi toda la segunda mitad de Pretty Noona Who Buys Me Food sin leer comentarios ni opiniones de otras personas, así que se imaginaran mi sorpresa cuando casi al terminarlo se me ocurrió revisar qué estaba opinando la gente del drama y al parecer estábamos viendo dos dramas completamente distintos. A esos que leí no les gustaba, a mí sí, así de simple.

Digamos pues que fue una suerte no leer esos comentarios mientras lo veía porque no amargaron mi experiencia con el drama, jejeje. ¿Que el drama se volvió denso conforme avanzaba? No sé de qué hablan si desde el principio era denso. ¿Tal vez con denso se refieren a que se centró menos en la pareja siendo lindos?… Quizás. También prácticamente todos odiaban a Jin Ah, ¡¡¿eeeeeh?!!, yo no.

—Mmm, sip… vi un drama diferente a la mayoría.

Amé el drama hasta el episodio 15, el 16 no lo amé porque hay cosas que yo haría diferentes sin embargo no creo que sea un mal episodio simplemente no planteó las cosas como me hubiera gustado.

Como no puedo escribir de las situaciones específicas ocurridas en los episodios voy a hablar en términos generales de los personajes, de la pareja y del trabajo.

– Jin Ah: Mi pobre Jin Ah es, en mi opinión, quizás uno de los personajes más incomprendidos de la historia de los dramas coreanos. Creo que al ser la protagonista la gente esperaba más de esa pseudo-perfección y sumisión de mujer que los dramas coreanos adoran representar. A los fans —no coreanos— de los dramas coreanos les encanta criticar a éstas chicas pseudo-perfectas pero en cuanto les ponen una protagonista como Jin Ah no saben qué hacer con ella y la rechazan, con ahínco. Además la sumisión de Jin Ah no es al amor así que el pecado es doble.

Creo que el episodio 15 plasmó perfecto lo harta que Jin Ah estaba de todo y de todos, sus comentarios sin filtro en la charla con Kyung Sun o con su familia fueron el gran indicador de que Jin Ah ya no estaba al borde del precipicio, estaba en el precipicio cayendo y despojándose de todo peso con la ilusión de que el golpe sería menos duro así.

Y la única persona que la mantenía con una actitud positiva durante la caída también la abandonó en el último tramo: “huyamos”, le dijo. Pero huir significaba dejar todas sus batallas a medias y muy probablemente también significaba abandonar indefinidamente lo único que ella conoce como base de su vida (su familia).

Jin Ah nunca iba a abandonar. Si algo hemos visto de la heroína de este drama es que ella sabe aguantar los embates tanto como sea necesario, especialmente cuando tiene que ponerse a sí misma en segundo plano por un bien común.

Un poco de magia sobre ella (amar y ser amada) despertó su lado rebelde y comenzó a aventurarse un poco al pensar en ella antes que en los demás, sin embargo, cuando todo llegó al punto de ebullición alguien tenía que dar un paso a atrás y si esa persona iba a ser ella entonces esa sería una decisión que tomaría ella misma y no los demás. Jin Ah decidió no irse con Joon Hee y a cambió se quedó a pelear una batalla ya perdida en el trabajo y a intentar vivir de forma independiente por primera vez. Y por esto último aplaudo su decisión.

Jin Ah fue firme, tan firme como nunca antes lo había sido. Fue interesante y muy grato ver su crecimiento como personaje.

– Joon Hee: Terminó el drama como lo empezó. Él ya tenía buenas bases como persona y no necesitaba grandes cambios, lamentablemente en el momento que más se necesitaba de su entereza fue cuando decidió que lo mejor era salir por la puerta de atrás. Entiendo a la perfección las intenciones de Joon Hee al querer alejar a Jin Ah de todo lo que le hacía daño pero se le olvidó un pequeño detalle: preguntarle a ella qué es lo que ella quería hacer. Pequeñísimo detalle que le costó una dura separación.

Siempre fue más práctico que Jin Ah pero también nunca tuvo tantos apegos y tenía aún menos que perder que ella.

– Kyung Sun: terminó por desahogar en su mejor amiga todas las frustraciones que sentía por el rechazo a su hermano de parte de la familia de Jin Ah, lamentablemente cuando intentó enmendar su error Jin Ah ya estaba en plan YOLO y se topó con un gran muro inquebrantable. Fue una pena que las amigas terminarán así especialmente porque la escritora, habilmente, había mantenido su amistad al margen de la relación amorosa.

No creo que Jin Ah mereciera reproches de Kyung Sun (con lo de la cita a ciegas, etc.) porque en teoría era quien mejor conocía a Jin Ah, pero quería desquitarse con alguien tanto mal trato contra su hermano y va~ sacrificó lo más por lo menos. Su reconciliación con Jin Ah en el final parecía más mero trámite que una realidad palpable.

– Joon Hee y Kyung Sun: ¿existen dos hermanos en la historia de los dramas coreanos que sientan tanta pena el uno por el otro? Su relación es hermosa pero agotadora, porque ambos se sienten en deuda con el otro, responsables de la felicidad del otro e incapaces de conseguir esa felicidad. Cuando la realidad es que no se deben nada pues siempre estuvieron ahí uno por el otro cuando quedaron a la deriva y a su suerte.

– La mamá de Jin Ah: me agradó que en ningún momento intentarán justificar a la madre de Jin Ah y su terrible comportamiento. El razonamiento de ella fue simple: no le gustaba ese hombre para su hija. Que su razonamiento fuera superficial, desconsiderado y terminará haciendo más mal que bien no la hizo arrepentirse de nada pero perder toda esperanza de ver a su hija feliz fue un castigo suficiente, fue su hija quien terminó miserable y creo que entendió el daño que hizo a su hija cuando Jin Ah decidió dejar la ciudad.

– Seung Ho y el papá: terminé muy decepcionada del padre, no sólo porque al final se comportó como una veleta que iba a donde el viento lo llevará sino porque ODIÉ cómo se comportó con su esposa frente al padre de Joon Hee. Que la madre fuera una basura en esos episodios no justifica que él la tratará como una esclava de Joseon que hará lo que el patrón le ordene. En ese momento cayó completamente de mi gracia.

Seung Ho…. Como que este chico sólo servía para estar juzgando y recriminando a los demás ¿no? pero ¿qué podía esperar de alguien que a los 30 años sigue viviendo de sus padres sin trabajar con la excusa de que sigue estudiando? Vergüenza, quizás, mínimo.

– El padre de Joon Hee y Kyung Sun: sabía el poco derecho que tenía a intervenir en la vida de sus hijos por eso pretendió no querer ser parte de ella. Me apenó verlo llorar amargamente. Me alegró que diera la cara por su hijo. Me hizo feliz que, gracias a Jin Ah, se abriera un camino entre él y Joon Hee.

– El trabajo: cuando el presidente comenzó a dar reversa sabía que era caso perdido para Jin Ah. Es muy bonito clamar justicia mientras esa justicia no tenga por qué tocarte pero cuando se acerca a ti y puede arrastrarte entonces es difícil mantenerse digno.

Todos le dieron la espalda a Jin Ah al mismo tiempo y aunque lo del trabajo palidece con aquellos a quienes ella más apreciaba/amaba igual no deja de ser frustrante, y ¿saben por qué lo es? Por lo realista que es.

– La separación: Estoy a favor de la separación de Jin Ah y Joon Hee, creo que él se equivocó al tomar decisiones apresuradas por ella cómo rechazar una buena oportunidad de trabajo, querer sacar el depósito de su departamento para pagar el de ella o irse a EUA. Tanto sacrificio de él sólo hacían más pesada la losa para ella. ¿Podía ella soportar “arruinar” tanto a quien tanto ama?

Y hablaban con tan poca sinceridad en los últimos episodios, sólo intentando hacerse las cosas amenas el uno al otro en lugar de intentar buscar soluciones a sus problemas, que la separación parecía inminente. Fue un poco decepcionante que él se fuera sin más y automáticamente se sintiera fuera de la vida de ella, ya había dicho ¿Seung Ho? (si mal no recuerdo fue él) que Joon Hee era así pero en el fondo esperaba que con Jin Ah él fuera diferente.

– El episodio final: Agggg, fue un poco asfixiante el episodio final porque empezó exactamente cómo empezó el drama, es decir con Jin Ah frustrada con su vida. Parece que en esos 3 años a Jin Ah se le puso la vida en pausa, otra vez estaba adormecida, dejándose llevar por la corriente. Pero, como lo dije en otras ocasiones, Joon Hee la inspira, a amarse, a respetarse, a valorarse, a darse a respetar… Y bastó sólo su presencia para que en “2 minutos” Jin Ah botara su vida actual y buscara una diferente.

Lo mejor fue que la botó con un portazo en medio del tráfico (¡ahh~ cuánto amé esta escena!, y de aquí el resto del episodio).

Lo bueno es que ella no fue a buscarlo, mantuvo intacto su recuerdo de ser amada por él de una forma tan especial y con eso le bastaba —como le bastó en 3 años— para seguir adelante. Lo mejor fue que él fue tras ella, ahora sí, a ser el primero en tomar su mano.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

2 Comentarios

  • Sandra

    ¡Por fin una review con la que coincido! He disfrutado mucho con este drama, que pasa por épocas oscuras como (casi) todas las relaciones. Jin Ah, la gran incomprendida. Joon Hae, seductor hasta las trancas pero dominante a la vez… Química increíble entre los dos protagonistas. Los personajes me han parecido más realistas que en la mayoría de los dramas y la fotografía es preciosista. La banda sonora, diferente a lo habitual. En definitiva, me ha parecido un drama muy cuidado, como todo lo que toca Ahn Pan-seok.

    • Trece

      Sandra, casi parece un milagro encontrar a una persona que haya disfrutado de este drama, con tanta queja que he leído hasta llegué a preguntarme si no era yo quien estaba inventándose la trama 🙊 Me parece que mucha decepción con el drama nace de la idea equivocada de que estaría sólo enfocado en el romance.

      Bello drama y, como dices, muy cuidado por el director Ahn quien no me ha decepcionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *