Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Septiembre 10 – 2018·

Uuy, la semana pasada fue cansina así que no actualicé el blog y sin darme cuenta ya estoy de nuevo en ese día en el que suelo hablar de los dramas que estoy viendo, bueno normalmente lo hago en domingo pero ayer no pude… ¡je!.

Tenía intenciones de terminar Innocent Days pero el único día que tenía para hacerlo fue ayer y después de ver el episodio nuevo de Mr. Sunshine quedé sin ganas de seguir frente a la tv, lo bueno es que en la semana ya había visto un episodio así que por lo menos avancé algo.

MR. SUNSHINE (Ep.20)

Esto está tomando niveles de incoherencia a la Moon Lovers pero con buenos actores y mejor dirección. Sé que se hicieron cambios en el drama porque hubo críticas en Corea y quiero dar el beneficio de la duda y creer que tal vez esos cambios resultaron perjudiciales para el drama.

Tuvieron que pasar 17 episodios para que se nos presentará apropiadamente a un enemigo japonés en Joseon. Y tuvieron que pasar 18 episodios “introductorios” para finalmente tener algo de acción en el drama.

¡Por lo menos ya se está moviendo algo en alguna dirección!… O eso es lo que parece, porque tampoco es que esté muy segura.

Ae Shin, Ae Shin, qué hacer contigo. Creo que no fuimos pocos los que nos sentimos complacidos cuando Hina le hizo ver a Ae Shin lo privilegiada que ha sido si la mayor desgracia de su vida era que alguien le cortará el cabello, la pobrecilla Ae Shin intentó volver a ponerse de pie con dignidad de esa arrastrada que le dio la Hina con solo unas cuantas palabras pero su defensa fue un poco vergonzosa, mejor hubiera hecho la escritora en dejarla callada.

Y no sé si fui la única que pensó que Ae Shin provocó que le mataran a casi toda su familia, con sus actitudes altivas y altaneras frente a Wan Ik y Mori pues no hizo más que levantar sospechas sobre ella. Si yo fuera Wan Ik también me habría preguntado qué le hice a esa mujer a la que ni conozco para que se comporte así conmigo, y era obvio que a Mori le iba a sorprender que una mujer aristócrata no se comportara como una frágil dama. Todas sus actitudes son una invitación a que los ojos sean puestos en ella.

También es lenta la mujer, Ae Shin se tardó 17 episodios en darse cuenta que hay más de lo que la superficie deja ver en personas como Dong Mae y Hee Sung y, aunque se haya dado cuenta, sigue siendo medio rarita en su comportamiento general con aquellos a quienes no ha decidido quererlos.

Pobre abuelo de Ae Shin, terminó sus días con puros problemas y preocupaciones por los comportamientos de sus nietas. Me pareció muy extraño que decidiera que Eugene y Dong Mae deben proteger a Ae Shin, en ocasiones no hay mucha lógica en el comportamiento de la mayoría (si no es que todos) los personajes de este drama. Ya sé que la escritora lo hizo para tener ahí a los dos a las faldas de la protagonista pero debería intentar ser más creativa.

La escritora también debería dejar de aferrarse a ese triángulo, a veces cuadrado, amoroso que se inventó, está muerto desde que nació ya que lo dejé por la paz. Ni siquiera entiendo qué hacen dos de esos tres hombres enamorados de Ae Shin, especialmente Hee Sung quien apenas y cruzó unas cuantas palabras con ella, como para que lo pongan ahí llorando desesperado porque la deja ir, la escritora debe darle gracias a Byun Yo Han ya que de no haber sido por él no habría creído que Hee Sung estaba muy dolido.

¿Por qué en este drama debe de haber tres hombres dispuestos a arruinar completamente su vida por una mujer que no tiene ni la mitad de esas consideraciones con ellos? ¡No la tiene ni con Eugene!. Sé que la separación entre Eugene y Ae Shin es la típica separación de los protagonistas de los dramas coreanos ya casi al finalizar el drama así que ni hay que hacerse lío con ello intentando analizar algo pero los motivos si los encuentro un poco forzados.

Se murió Wan Ik sin hacer nada de lo que debiera preocuparme. Fue tiempo desperdiciado dedicado a un personaje que en los últimos episodios sólo dio vergüenza, en los últimos episodios actuaba como un verdadero tonto, un villano de comedia. Su idea del ferrocarril que cruzaría por la casa de Ae Shin fue tan improvisada que se notó que la escritora no tenía idea de cómo sacar a Ae Shin de la comodidad de su hogar para ir a pelear con los rebeldes.

Mori ya empieza a seguir los pasos de Wan Ik, están haciendo de él un villano de comedia, más denso que Wan Ik pero igual de rídiculo.

Me estaba dando un vuelco al corazón al finalizar el episodio 19, ¡el drama no se podía acabar a 5 episodios del final!, cuando se muera rayito de sol se me acaba el drama así que espero que llegue vivo hasta el último episodio para todavía tener algo por ver, aunque lo maten en los primeros 5 minutos, pero que llegue. Todavía la actuación de Byun Yo Han me hizo creer que hasta ahí llegaba el personaje y caray si sentí feo…

Hina es fabulosa, me gusta todo de ella, es fría/estoica como Eugene, valiente como Dong Mae e inteligente como mi rayito de sol, sucede algo de improviso y ella de inmediato tiene la solución al problema y la determinación para solucionarlo.  Hasta que le dieron un papel a Kim Min Jung que ha bordado.

¡Por fin el drama ya tiene algo de acción! No es de mi agrado cómo se están haciendo las cosas y cómo brincan de un planteamiento al otro (de un conflicto al otro) sin un desarrollo apropiado de cada situación pero es mejor esto que seguir en el lovu, de perdido puedo ver a Hina blandiendo una espada o preocuparme por la vida de Hee Sung y Dong Mae cuando los veo cubiertos de sangre y así me siento más conectada con el drama de lo que me sentí en los 17 episodios anteriores.

Pasaron varias cosas pero no tiene sentido hablar mucho de ello y es que como no hay una construcción de un conflicto, los problemas llegan de improviso y se van exactamente cómo llegaron. Tomemos al Ejército Justo como ejemplo, ya entraron en “acción” y sin embargo no esperamos que hagan algo, aparecen y hacen algo que no teníamos idea que iban a hacer y se van. Esto sucede practicamente con todo lo que ocurre en el drama, sabemos que Ae Shin “desapareció” y está con ellos, no sabemos qué está haciendo porque simplemente no la vemos hasta que la tenemos en pantalla vestida como hombre con un arma.

En estos episodios la edición del drama se ve mal, como lo dije al principio, tal vez es por los cambios en el guión, las escenas se cortan abruptamente y a veces estamos en una escena continua a la anterior pero el corte lo hizo parecer como que iríamos a una nueva, puede ser confuso.

INNOCENT DAYS (Ep.04)

Aún si fuera sensible como el buen Shinichi y creyera que Yukino no mató a esa familia, igual no dejaría de cuestionarme su comportamiento al ir siempre a casa de su ex y quedarse horas frente a ella sin hacer nada.

Aún no puedo entender cómo el desapego a su propia vida harían que Yukino le hiciera daño a otro ser humano, especialmente cuando la veo hecha un ovillo frente a su abuela sintiéndose impotente ante todo, no parece que sea de las que hacen las cosas por impulso porque siempre le faltaría valor. Debe haber algo más, ¿no? Algo que la convirtió en asesina —en caso de ser culpable— o algo por lo que ella aceptó ser culpable. Me gusta cómo han mantenido el misterio que rodea a Yukino, sútil.

Me sentí conmovida al ver al pobrecillo de Shinichi en su entrevista de trabajo impulsado por sus propios descubrimientos sobre Yukino. Que ella decidiera, aunque fuera por un instante, darse una segunda oportunidad, fue un gran aliciente para que él hiciera lo propio.

Me gusta el trabajo de cámara de este drama pero lo que más me gusta de Innocent Days es que, aún a alguien como la horrible abuela de Yukino, la hemos visto como humano aunque fuera por un par de segundos y lo hicieron sin justificar ni por un instante su maldad.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *