Hablando de

·Primeras impresiones: 100 Days My Prince (Kdrama)·

¡Wow! Desde abril que no hago un “primeras impresiones” esto me pasa por no poder empezar los dramas justo cuando inician transmisiones. En parte no es culpa mía, algunos no los empecé justo cuando iniciaron transmisiones porque no había subtítulos y otros porque, por querer terminar los que empecé atrasada, los empecé tarde también… Una cosa encaminó a la otra, sorprendida por tal situación he revisado mi blog y estos retrasos comenzaron a finales del 2017, ¡gracias Netflix!😒.

Afortunadamente este no es el caso de 100 Days My Prince, el cual he podido iniciar junto con sus transmisiones y me alegra haber podido empezarlo en transmisiones porque desde hace tiempo me apetecía un drama ligero y 100 Days My Prince promete serlo.

Sinopsis:

El drama narra cómo se desarrolla, en el lapso de 100 días, la historia de amor entre Hong Shim (Nam Ji Hyun) “la mujer soltera más vieja de Joseon” y Lee Yool (D.O.) el Príncipe Heredero con amnesia.

No es difícil notar que 100 Days My Prince se inclina fuerte por intentar entregarnos un sageuk sencillo, romántico y ameno con pocas intenciones de ponerse demasiado serio.

Nam Ji Hyun interpreta a Hoon Shim, una mujer habilidosa e inteligente que nació en una familia noble servidores del rey. Ella presenció el asesinato de su padre y la destrucción de su familia a una corta edad a causa de la traición del príncipe contra su hermano el rey; pese a ello, Hoon Shim ha logrado mantener su carácter alegre y fortaleza de espíritu luchando por vivir de la mejor manera mientras espera encontrar a su hermano perdido.

Nam Ji Hyun no tiene ningún problema en presentarnos a una vibrante Hoon Shim con la cual es fácil empatizar, aunque es una chica fuerte y decidida muestra también su lado dulce y sensible, especialmente cuando se encuentra a solas.

D.O. (Kyung Soo) es Lee Yool/Won Deuk, el Príncipe Heredero de Joseon, un príncipe intransigente, un poco frío y muy demandante. Acostumbrado a ser servido y no a servir tiene desafíos grandes a los cuales debe adaptarse aunados a la amnesia temporal que le afecta.

Me parece que D.O. ha estado haciendo buen trabajo haciendo de pez fuera del agua pero sin perder la esencia del príncipe gruñón. En lugar de encontrarlo altanero hace bastante simpática su falta de consciencia del entorno que le rodea.

Una ley impuesta por el propio Lee Yool obliga a Hoon Shim a contraer matrimonio con su —hasta ahora— desconocido prometido que se encuentra en el ejército y que aparece para casarse, empujado por el padre de ella, y sufriendo de amnesia. La relación de este par se complicará no sólo por el hecho de que ambos tienen un pasado que los une de manera cruel o por su diferencia de condiciones, sino también porque el Príncipe Heredero está casado con una mujer embarazada (de otro) y, aunque en la época y por su estatus no necesariamente implica un problema, ya podemos anticipar el peso que esa situación traerá sobre la trama.

Amnesia y matrimonio forzado no es la primicia más original que hay en los dramas coreanos pero la trama se presenta de forma atractiva y dinámica además no se siente que se haya perdido mucho tiempo en episodios introductorios, sin embargo, he de decir que aparte de los protagonistas, la presentación de los personajes es un tanto floja pues en muchos no queda del todo claro cuál es su rol dentro del drama. Lo bueno es que en 100 Days My Prince se encuentra exactamente lo que promete, no pretende ser un drama serio y por ello se ha inclinado más al aspecto cómico-romántico del drama pero sin omitir las conspiraciones en el palacio.

Me parece que en estos episodios el drama ha estado bien actuado aunque todavía sin nadie que destaque y probablemente continuará así gran parte del drama (si no es que todo) ya que, de momento, no parece que tendremos momentos muy demandantes para los actores. Me gusta la química de los protagonistas y espero que conforme pasen más tiempo juntos ésta sólo se vuelva cada vez mejor.

Diría que la dirección es un tanto sobria, la edición a veces no es óptima en la continuación de ciertas escenas pero no es nada que sea muy obvio. Tuve un pequeño problema para seguir ciertos aspectos de la trama en estos episodios, por ejemplo, no me había quedado claro desde el principio el hecho de que Hoon Shim realmente estaba esperando a su prometido y no era un producto de su imaginación, la verdad es que no sé si es culpa de los subtítulos o si es algún problema en el guión o la edición; quiero pensar que es culpa de los subtítulos porque hay dos versiones (revisé la otra para comparar) y aunque en esencia expresan la misma idea, línea por línea son muy diferentes tan diferentes que puede cambiar el significado de las cosas.

El drama empezó con fuerza y el crecimiento en sus ratings lo avalan, pero aunque estoy muy optimista con este inicio intento ser moderada con mis expectativas pues siendo un drama de tvN, 100 Days My Prince corre el riesgo de que la trama sea cada vez más difusa  —no me malinterpreten pero tvN tiene esa tendencia de hacer sus dramas un episodio cada vez más largo que el anterior y no todos los escritores son capaces de mantener la historia precisa si se extienden demasiado.

Con todo y mis reservas no dejo de esperar que este drama siga por el buen camino que ha trazado en estos cuatro episodios y sea capaz de entregarnos una historia linda, amena y divertida con la cual los espectadores podamos sentirnos satisfechos de principio a fin.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *