·Dramas que estoy viendo, Febrero 24 – 2019·
Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Febrero 24 – 2019·

A partir de la próxima semana mis horas de drama serán más tranquilas pues ha llegado a su fin la locura que fue The Last Empress, voy a hablar de su final y también de los nuevos episodios que he visto de Manpuku, Feel Good to Die y Trap.

Sé que tengo mucho que decir sobre lo que vi esta semana, sólo espero poder recordarlo todo, mmm… Es lo malo de ver tantos dramas al mismo tiempo.

MANPUKU – SEMANA #17 (Ep. 92 al 97)

¡POR FIN LLEGAMOS AL RAMEN! Manpei ha trazado muchos recovecos antes de llegar al ramen instantáneo pero ya estamos aquí.

En esta semana el buen Tadahiko es ahora el blanco de las crítica de la grandiosa Suzu, me encanta cómo la suegra simplemente es demasiado sincera pero sin ninguna intención de ofender ni insultar a nadie; sorry Tadahiko estos son los privilegios que se goza de vivir con una suegra tan fabulosa como la tuya 😛

La semana pasada no dedique muchas letras a Manpuku porque en verdad estaba molesta con Manpei, cómo pudo arriesgar todo su patrimonio —y eventualmente perderlo— por el sueño de alguien más, son necedades. Lo dije también, lo suyo ha sido egoísmo puro y en esta semana fue notorio, sus hijos han tenido que pagar por las consecuencias de sus actos, ¿qué esperaba cuando hizo que sus hijos pasaran de ser clase media/alta a pobres? Lamentable que reciban bullying por su padre el “despedido” pero también es lamentable que Manpei en ningún momento se detuvo a pensar en ellos. Y la semana termina con Manpei destruyendo el jardín de Fukuko para poner su laboratorio ahí, ¿es necesario? Si, pero es horrible que ni siquiera lo consulte con ella antes de deshacer su trabajo en ese jardín.

Lo dicho la semana pasada, Fukuko es una santa.

Pobre Kanbe en verdad parece estar muy ansioso por dejar su trabajo y hacer lo que quiere pero las responsabilidades no lo dejan. Aquí tenemos a dos hombres completamente distintos ante situaciones similares: Manpei no es capaz de sacrificar nada por cumplir sus obligaciones dejando a su esposa llevar esa carga mientras Shigeru sabe qué es lo correcto y, aunque a regañadientes, lo hace; tal vez a la larga sea Manpei la persona que tenga éxito y éste le haga respetable pero es Kanbe quien ya es respetable y gana simpatías.

PD. Shinichi necesita tener su propia familia. El hombre lo merece, siempre se le ve tan… solo.

THE LAST EMPRESS (Ep.52/Final)

Un gran aplauso para Shin Sung Rok y Shin Eun Kyung por llegar The Last Empress, tomar sus personajes y hacer suyo el drama. Drama de villanos, para deleitarse con ellos.

-Primero hablaré de lo ocurrido en estos episodios:

Considerando que Choi Jin Hyuk no podía aparecer en estos episodios creo que se ha hecho lo mejor que se podía sobre su personaje con lo que se tenía. Personalmente no creo que el final de Wang Shik cambiará mucho sólo porque el actor ya no aparecería, lo he comentado anteriormente, tanto Woo Bin como Lee Hyuk pintaban para final trágico y así ha ocurrido (tal vez lo adaptaron pero creo que es muy similar a lo planeado) Me parece que las señales estaban ahí desde el principio pero obvio los fans siempre guardamos la esperanza de que ocurra un mágico milagro de drama coreano al final.

Creo que fue el último sacrificio de Woo Bin lo que abrió los ojos a Lee Hyuk, pese a todo lo sucedido entre ellos fue muy obvio ¡cuánto le dolió perder a su hermano! El sacrificio de Woo Bin lo hizo ver las cosas con otros ojos, entender el daño que había hecho, entender también el sufrimiento que ha provocado y asimilar el dolor y decepción de su abuela al decidir partir.

También pienso que eso estaba planeado desde el principio para el desarrollo de Lee Hyuk, por eso hicieron que la amistad de Lee Hyuk con Woo Bin fuera tan profunda. Hay una escena en particular que nos habla de la idea sobre el emperador que ya tenía la escritora, en uno de los primeros episodios vemos a la emperatriz viuda rasurando a Lee Hyuk, el drama termina con la misma escena. La diferencia entre ambas escenas es muy sútil, en la primera Lee Hyuk se deja mover al antojo de su madre mientras se aferra con fuerza a su silla, en la última se atreve a mirarla a los ojos sin temor, ese es el momento en que deja de ser la marioneta de mamá.

Lee Hyuk estaba más allá de la redención y tenía que aceptar su castigo. Me alegró ver que al final fue él quien tomó la batuta de la misión de Wang Shik para permitir a Sunny derrocar a la monarquía.

A diferencia de otras personas, lo que más he disfrutado de Lee Hyuk como personaje fue la dificultad que tuvo para controlar la dualidad en su personalidad, por un lado tenemos el monstruo que ha sido creado y por el otro a la persona que lucha contra ese monstruo. Afortunadamente ganó la persona pero el monstruo ya le había hecho demasiado daño, ¿iba a poder vivir así? ¡No!.

Qué fuerte la escena entre Lee Hyuk y Sunny cuando él se está despidiendo y ella suplicando que no se muera, tarde pero por fin muestran a Sunny viendo a Lee Hyuk como humano. Me tocó, la actuación de los dos y la previa actuación de la emperatriz viuda tocaron mis fibras sensibles; ésta escena vale cada minuto que he pasado sentada viendo este drama.

Pienso que Sunny pudo detener a la emperatriz viuda antes de disparar pero parece ser un error cometido a la Titanic, donde Rose pudo dejar a Jack subirse a la puerta con ella y evitar morir congelado. 

Sinceramente con la muerte del emperador no creí que tuviera más que ver y fue así, el último episodio (la última media hora) fue como cerrar la puerta con llave antes de salir, aunque fue donde se dictó sentencia y se cerró la monarquía ya no había nada más por decir.

Nunca entendí del todo a Sunny y Wang Shik como personajes. Entendía sus motivos pero no su razonamiento, algo no terminó de cuadrarme con ellos, su búsqueda de “justicia” provocó muertes y heridos y no parpadearon ante ello; por ejemplo Sunny permitió a Yoo Ra matar al gángster y ni se inmutó y en los primeros episodios Won Bin mató directa e indirectamente a empleados de Lee Hyuk. Vamos, mi problema con estos personajes es que claramente no son tan unidimensionales como normalmente son los chicos buenos en los dramas y sin embargo los siguen plasmando como tales para no perder la narrativa de los buenos contra los malos, es como decirle al espectador que tiene prohibido criticarlos porque ellos son los buenos.

Siempre tuve la sensación de que algo se me escapa con ellos, algo que tengo que saber y lo ignoré, por eso no me fue fácil ponerme 100% de su parte conforme avanzaba la trama.

Me parece justo el final de la emperatriz viuda, lo más obvio era que pagara por sus crímenes. Ella también es muy interesante, parece que podía hacer lo que fuera necesario para conservar la monarquía siempre y cuando las manos de otros fueran las que se ensuciaran y no las de ella. Me gustó mucho su reacción cuando ella misma mató a su hijo, el “click” que le hizo su cerebro para cambiar de canal y pensar que ella no lo había matado a él sino a Wang Shik.

No me agradó el cambio de último minuto de Kang Hee y su repentino amor de madre. Es que no me lo creo.

El final más inesperado y el que menos me gustó fue el de Yoo Ra. No lo puedo entender, por mucho que la escritora me hable de su sufrimiento, no puedo entenderlo. Vale, lo de la venganza se lo acepto completo, quería vengarse de la monarquía; también le creo que después de ser ultrajada estando embarazada algo en ella se rompiera y le impidió crear un vínculo con su hijo pero todo eso no justifica lo que le hizo a Wang Shik y a su madre. Así que dejarla viva, y literalmente feliz (aunque haya quedado mal de la cabeza) no me parece justo. La escritora tenía varios episodios ignorando lo que Yoo Ra había hecho pero nunca creí que la liberaría de toda culpa.

Ah Ri, la linda Ah Ri… No me agradó que la pusieran como una niña floja y despreocupada con la escuela. Con lo inteligente que era, ponerla medio mensa es un retroceso, la niña puede ser feliz sin necesidad de perder inteligencia.

Pobrecilla la princesa So Jin

No me gustó que sólo Lee Hyuk rindiera homenaje a su amigo Woo Bin recordándolo y llevando su duelo. Esperaba que Sunny, el padre de la ex emperatriz y su pequeño “hermano” también hicieran algo por Wang Shik pero lo borraron completamente del mapa y el olvido me dejó mal sabor de boca.

-Ahora, fuera de la trama:

Los actores en este drama, los personajes principales, hacen que el tiempo invertido valga la pena. El drama es loco, es ilógico, es makjang entre el makjang y aún así no me arrepiento de haberlo visto. Es un gusto culposo en toda regla. Tiene muchas fallas pero logró atraparme al grado que decidí pasarlas por alto. Me agradó mucho que la escritora se atrevió a escribir personajes en la indefinición sin justificar sus maldades pero mostrándonos que su actuar no siempre es tan fácil de explicar.

Sé que por el tipo de drama hay que tener un gusto por el estilo para encontrarle el lado bueno pero el drama no engaña a nadie, desde el principio se muestra como es, cuestión de prestar atención.

Me ha gustado, no es el súper gran drama que algunos dicen pero lo he disfrutado mucho. Tampoco es la porquería que dicen otros. Tiene una extraña manera de atrapar, tiene altas y bajas pero en el todo es un buen drama, muy entretenido.

FEEL GOOD TO DIE (Ep.20)

Creanme, ya habría terminado este drama si no tuviera otras cosas que hacer…

Hay dos escenas particulares en los episodios que vi esta semana que me hicieron mucho ruido. La primera fue cuando Baek Ji Sang defendió a su empleada del acoso —que en parte lo hizo porque agredieron a Roo Da pero ese no es tema 😋— cuando lo despidieron los tres empleados del restaurante fueron a las oficinas para intentar hacer algo por defenderlo. Lo que me ha hecho ruido es que a pesar de que él no fue nada simpático con ellos, estos tres empleados olvidaron sus rencillas con su supervisor en cuanto lo vieron dar la cara por uno de ellos. Y me traslade unos cuantos episodios atrás cuando Ji Sang enfrentó a su jefe en el auditorio defendiendo a todos de sus malas prácticas (la escena donde hicieron sonar sus celulares) y entonces llamó mi atención que ni así se pudo granjear un poco de simpatías con sus empleados de oficina. No sé si fue la intención pero creo que queda palpable cómo estas personas con una supuesta educación superior y posición privilegiada tienen muchas deficiencias en el departamento de calidad moral comparados con aquellos tres empleados del restaurante quienes superficialmente no darían la impresión de ser “mejores” que los empleados de la oficina.

Algunos se podrán haber molestado con la “líder” (no me queda clara su posición) del restaurante por no defender a su compañera pero creo que es natural que ella evite la confrontación cuando seguramente la experiencia le dice que en su posición esas son batallas perdidas así que es mejor evitarlas. Triste pero real, es tan triste la necesidad de “aguantar” el acoso como el acoso mismo, es una realidad que viven a diario muchas personas.

La segunda escena que llamó mi atención fue precisamente con ella, cuando Sun Nuh llegó a trabajar a la oficina y ofreció comida a Min Joo y ésta mostró excesiva sensibilidad al escuchar que su cuerpo no es suyo… Hay como una enorme lucha de egos en este drama, el drama no lo profundiza pero es algo que estoy percibiendo y me está haciendo ruido cada vez que aparece.

Todos muestran un aire de superioridad moral terrible con la cual se pusieron a si mismos automáticamente por encima de Ji Sang, y podremos discutir que Ji Sang también la muestra pero, la enorme diferencia es que él en verdad es ignorante de lo que hace por eso en cuanto Doo Ra le habló de su mal comportamiento tuvo intenciones de mejorarlo, y si ha fallado es porque él ciertamente no sabe qué diantres está mal con su forma de ser.

A Doo Ra no la entiendo, pensé que no quería nada con Joon Ho así que verla primero dudando en aceptarlo y luego aceptándolo fue realmente inesperado, especialmente porque la he visto incómoda con él la mayor parte de su tiempo juntos en pantalla, ahora no sé si así debía ser o si fue una mala actuación. Ya me puedo imaginar para dónde se dirige el drama ahora que la muestran preocupada por Ji Sang pero una vez más su comportamiento no tiene sentido.

He sentido mucha pena ajena con Ji Sang y su enamoramiento. Ya sabemos que él no procesa la información de la misma manera que el resto así que no es de sorprender que llegará a conclusiones tan descabelladas porque su empleada mostraba un particular interés en él. He reído como loca mientras le digo a la pantalla “no lo hagas Ji Sang, no lo hagas“, con todo y mis advertencias no se ha podido evitar el bochorno ¡jajajajajaja!

Y me encantado verlo evitando a Doo Ra, con él todo es TAN negro o blanco, de 0 a 100, que resulta adorable. No he podido evitar preguntarme si habrá cierta intención del escritor (a) de mostrar a un personaje que está en el espectro.  Aunque Ji Sang tiene algunas características de estar en el espectro —incluso en su forma de trabajar— no sé si el escritor (a) tuvo esa intención pero de ser así me parecería aún mucho más incorrecto —de lo que ya me parece— que quieran cambiarlo. Ji Sang es lo que es.

TRAP (Ep.04)

Ah~ Estos dos episodios fueron decepcionantes. La trama se fue por la típica de “ricos haciendo cosas malas y policías protegiendolos”, pero vale digamos que la originalidad no es su fuerte y puedo vivir con ello, pero entonces ¿qué hago con las malas actuaciones?.

Creo que sólo los protagonistas están haciendo buen trabajo, especialmente Sung Dong Il pero de ahí en fuera hay mucho que sufrir de lo mal actuado que esta este drama, y hablo de los personajes relevantes porque los no relevantes es fácil ignorarlos.

Sobre la trama…

Bueno, sabía que el drama estaba tirando anzuelos con la secretaria y no quise picar, hice bien 😀 también sabía que estaba ocultando algo con la esposa pero no se podía decir nada porque no nos mostraban nada. Me parece que el drama está demasiado obvio en algunos aspectos y no me gusta cuando hacen esto en dramas del género, me gusta sentirme sorprendida y de momento no ha sucedido.

Encuentro injustificado el desprecio de Dong Kook por Woo Hyun sólo porque no le ayudó a exponer el caso de su hijo. Quizás debieron poner a Woo Hyun más grosero y desinteresado para sentirlo más creíble.

No comprendo a Woo Hyun, en un momento parece una persona inteligente y capaz y al siguiente un tonto irracional. Desde el momento en que fue capturado por los cazadores y puesto a prueba cometió muchos errores de amateur (como dejar al hijo solo en un punto claro, en un lugar sin salida y sin forma de defenderse) que se justificarían dada la situación si no nos hablaran de su gran capacidad. Luego en el hospital es extremadamente cuidadoso de lo que le dice a la policía pero confía a las primeras en una simple enfermera… No me cuadra este personaje. DEFíNETE.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

6 Comentarios

  • Catii

    Hola!!! Como has estado? Yo últimamente he andado muy ocupada, aún no puedo terminar sky castle :c

    Luego de leer tu opinión final sobre the last empress la veré cuándo tenga el tiempo de hacerlo, como es más larga de lo normal.

    Baek Jin Sang es un amor, me gustaría darte más información sobre el drama, pero siento que de alguna forma terminaría spoileando algo jajaja y no quiero hacerlo :c

    Saludos!! 🙂

    • Trece

      Holaas Catii, no hay nada qué hacer cuando se tiene que interponer las responsabilidades al vicio 😛 Sky Castle también está en mi lista pero estoy buscando el momento adecuado para poder dedicarle su tiempo. Cuando puedas me cuentas si el drama vive al hype que traían con él.

      Estoy a punto de terminar Feel Good to Die, estoy a 2 episodios del final… Baek Jin Sang~ 💙 .

      • Catii

        Ya solo me falta el último capítulo de Sky castle, me ha gustado bastante. He leído que lo comparan con Misaeng, por tratarse de un drama que se relata una realidad en Corea Corea, pero yo no le veo el punto de comparación…

  • Alyss

    Así que después de tanto lío en The last empress, Woo Bin se muere sin ver culminada su venganza, el emperador también se muere y Sunny se queda como el perro de las dos tortas. No es que me gustara el emperador para ella, de hecho, no me gustaba nada que eso pudiera pasar, pero es que el final es anticlimático y otra vez me quedo con las ganas de ver a Choi Jin Hyuk y Jang Nara como pareja feliz en un drama. No la he visto, seguía tus comentarios semana a semana esperando a ver como acababa para decidir si empezarla o no y eso que soy de las que prefiere no saber el final del drama antes de verlo, porque le quita emoción, pero es que este fue tan makjang, que tenía que saber que pasaba y se salió de madre, demasiado para mí.

    Saludos!

    • Trece

      Alyss, así como lo planteas si suena decepcionante pero la verdad viendo el drama no se siente así, excepto quizás que Woo Bin no culmina su venganza pero igual él hizo el camino y murió con dignidad. A mi parecer el drama ya estaba planeado así desde el principio así que no lo sentí anticlimático, va con el fluir del drama.

      Aunque a medio drama se deja entrever una posibilidad de relación entre Choi Jin Hyuk y Jang Na Ra la verdad es que el drama nunca tomó esa ruta, todo fue muy vago, cualquier fan de la pareja va a estar decepcionado casi desde el principio del drama.

      El drama es muy makjang, como dije aquí makjang entre los makjang así que si está loco, empezó así y terminó así. Se necesita tener verdadero gusto por el género para apreciar el drama y por lo que dices me parece que has elegido bien al evitar el drama 😛

      ¡Saludos!

Responder a Catii Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *