·¿Por qué recomiendo ver The Light in Your Eyes?·
Hablando de

·The Light in Your Eyes (Kdrama): ¿Su luz brilla, o no?·

Estoy aquí sentada empezando a escribir ésta entrada y preguntándome cómo hacer para poder hablar sobre este drama sin arruinar la trama.

Francamente no estaba muy entusiasmada por ver The Light in Your Eyes (Dazzling), estaba completamente fuera de mi órbita, parte de esto se debe a que consideraba a Han Ji Min y Nam Joo Hyuk como una pareja muy extraña para ver en un drama romántico, y otra parte me recordaba que la última vez que intenté ver un drama de Nam Joo Hyuk salí quemada con lo malo que era el drama (¡Hola, Bride of the Water God!) y su actuación pues la verdad nunca lo había visto actuando tan mal, así que considero justificado mi escepticismo para con el drama.

Pero luego, durante sus transmisiones, el título de una noticia sobre sus ratings llamó mi atención; no recuerdo las palabras exactas pero era algo así como The Light in Your Eyes duplica ratings en el episodio 6 y ahí en la nota alguien comentaba que es “un drama que te hace reír y te hace llorar”, y esto fue para mi un “¡Ajá! Drama, ya tienes mi atención“. Fue así como The Light in Your Eyes pasó de ser un drama que seguramente no vería a “el siguiente drama que quiero ver“, por satisfacer mi curiosidad: ¿qué fue eso que provocó el repentino incremento de ratings y que hace reir y llorar a la vez?.

Y, lo vi… En una semana… Y me gusto..

Sinopsis:

Una fantasía sobre una mujer que pierde todo su tiempo antes de poder usarlo y un hombre que abandona todos sus momentos radiantes y vive una vida letárgica. Cuando los dos opuestos se encuentran en un momento complicado, una historia de amor comienza a desarrollarse.

Sé lo que dice la sinopsis, no le creas. Este no es un drama romántico, no vayas a verlo pensando que es romántico porque vas a odiar que pasa el primer episodio, el segundo y el tercero, llegas al cuarto y simplemente no sucede lo que estás esperando. Aún así la sinopsis del drama es apropiada. Ya sé que es contradictorio pero es lo que es.

Olvídate de todo, éste es un drama de la vida.

La base.

La historia nos instala en un mundo de fantasía, ligero y divertido que con calma nos adentra a una historia real profunda y conmovedora.

El drama es una inspección a la vida, nos invita a ver el mundo desde la perspectiva de una mujer de 25 años presa en el cuerpo de una abuelita de 70/80 años. La protagonista vive una lucha constante de su mente contra su cuerpo, lo que quiere hacer contra lo que no puede hacer, lo que puede y no puede decir, siempre teniendo que acomodarse a lo que es creíble y factible.

Naturalmente es difícil para ella tener que aceptar su nueva realidad pero mientras su nueva vida la abruma algo más empieza a ocupar su mente: su vecino, ese nuevo amigo que hizo recién y que le gusta y quien en lugar de vivir, sólo existe. Su creciente preocupación por la forma de vivir de ese ser que ella encuentra fascinante, a quien reconoce como único y especial, la llevan a empezar a irrumpir en su vida de forma constante, sin importar ser una molestia y con el único deseo de poder ayudarlo.

A base de empezar a voltear hacia otro lado en lugar de sólo verse a sí misma, es así como ella empieza a mirar a las personas que la rodean: las clientas de su madre, las abuelitas y abuelitos del vecindario… A sus padres, a su hermano… Y nosotros, junto con ella, también empezamos a ver a esas personas y su manera de vivir.

Así da inicio un pequeño trayecto en el cual vamos a ser testigos del dolor y sufrimiento de ciertos personajes, de sus alegrías y sus ilusiones de lo que los hace vibrar y lo que los inquieta. De heridas, de cicatrices, de fortaleza, de firmeza.

Somos sumergidos en el mundo de la protagonista, y la gente que la rodea, mostrando una serie de situaciones complicadas que tienen que enfrentar, el sufrimiento cotidiano y sus leves mitigantes diarias que se ocultan en la simpleza de actos. Situaciones que hacen pensar sobre la vida y el valor que le damos y el respeto que mostramos no sólo a la vida sino también a las personas que para bien, y hasta para mal, se cruzan en nuestro camino.

Perspectivas.

Este es un drama ordinario que se vuelve extraordinario cuando cambian la perspectiva al espectador.

Como es lógico, los espectadores queremos encontrar una solución para el problema de la abuelita de 25 años protagonista de este drama, hallar una forma de regresar el tiempo y evitar que cometa el error que la llevó a agotar su propio tiempo. Sin embargo, todo eso empieza a parecer vano e irrelevante cuando nuestro personaje principal empieza a experimentar limitaciones que no sólo se acotan a lo físico sino a algo que su propio entorno le condiciona.

Repentinamente ya no sólo es querer que la mujer joven recupere su cuerpo, también empieza a crecer el deseo de que ella sea escuchada, atendida, respetada y aceptada en su condición actual. Dejamos de ver a la mujer joven para prestar atención a la persona.

¿Verlo o no verlo?

Esta es una ingeniosa historia que va dejando bellos mensajes en el camino. A veces es una frase de sabiduría, en ocasiones una demostración callada de un acto de valor, o un acto vil (pues también de lo malo se aprende a ejemplo de lo que no hay que hacer), de lealtad, de amor. A veces el mensaje llega en una lágrima y en otras en una sonrisa. Cada episodio ofrece un sentido sobre cómo se debería valorar la vida.

No creo que exagero al pensar que este drama es una joya de esas que no se encuentran con frecuencia. Lo que empieza como una comedia romántica de viaje en el tiempo se convierte rápidamente en un drama de la vida desplegando la condición humana en diferentes facetas, que explora las relaciones entre padres e hijos, parejas, amistad y el reconocimiento y valoramiento de uno mismo como persona. Es una historia de las que sanan y dan esperanza.

Y por si una trama creativa y cautivadora no fuera suficiente, el drama también tiene un elenco bien redondeado de actores capaces que nos ayudan a crear una conexión inmediata con sus personajes y sus vivencias, especialmente Kim Hye Ja, quien ha bordado su personaje y me ha hecho compenetrarme con su Hye Ja de manera profunda.

Y para aclarar cualquier duda que pueda surgir, cuando hablo de los actores, naturalmente también incluyo a Nam Joo Hyuk. Sé lo que dije al principio sobre su terrible actuación en Bride of the Water God, pero aquí queda demostrado que Joo Hyuk tiene buenas bases como actor y puede ser tan capaz como quien lo dirige.

Encuentro a The Light in Your Eyes hermoso y reflexivo, es agridulce pero está bien balanceado así que no corre peligro de volverse depresivo. Es un drama penetrante al que si le prestas la atención adecuada seguramente se quedará contigo por largo tiempo y por ello recomiendo verlo.

A mediados del drama quizás no da la impresión de ser uno que merezca ser recomendado pero no estaría aquí si no pensara que es algo digno de verse. Sólo un consejo: no juzguen el drama por lo que no obtienen de él y aprecien el regalo que brinda de forma inesperada.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *