·Dramas que estoy viendo, Hanbun, Aoi·
Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Hanbun, Aoi·

Terminé Hanbun, Aoi y ha sido toda una travesía. No todo lo que creí que podría suceder sucedió y lo que sí sucedió no fue de la manera en que esperaba, me ha sorprendido —de buena manera.

HANBUN, AOI – SEMANA 26 (Ep.156) / Final

Me gustó mucho el drama, muy a pesar de que no siempre entendí exactamente qué intentaba hacer la escritora con su protagonista Suzume.

Desde que Suzume era niña nos quedó clara su personalidad avasalladora, se ponía algo en mente y hacía que todo a su alrededor se moviera en favor de conseguir lo que quería. La misma Suzume lo comenta en uno de los últimos episodios: “Usaré a cualquiera que esté cerca… Así es como soy, puedo convertir cualquier cosa a mi favor“, aunque aún ese pequeño momento de autocensura y realización fue convertido por Ritsu en un cumplido para Suzume.

Pero Suzume no estaba equivocada al darse cuenta de cómo había sido, es esa característica de su personalidad lo único que me desagradó de ella al principio y me siguió desagradando ya cerca de los episodios finales, fue particularmente molesto cuando hizo que su madre gastará todos sus ahorros (los cuales usaría para viajar con su marido) en su proyecto de abrir un puesto de gohei mochi sólo para terminar trabajando menos de un año en el lugar y dejando el puesto a un amigo de la familia; todo empeoró cuando su madre enfermó y yo no podía dejar de pensar que le negó a su mamá la posibilidad de realizar un pequeño sueño que quizás ya no podría cumplir.

También siento que Suzume era muy definitiva, cuando quería terminar algo y pasar a otra cosa simplemente lo hacía. Lamentablemente, parte de ser avasalladora y definitiva se traducía en ella dándose poco tiempo para asimilar cualquier cosa que le sucediera e ir tras lo siguiente que la vida le quisiera atravesar en su camino, es por esto que de ser mangaka pasó a atender una pequeña tienda de productos baratos cuando —según yo— podía seguir trabajando en la industria de los mangas pues conocía muy bien el negocio. También es por esto que terminó casada con un hombre al que no amaba y nunca iba a poder amar.

Su matrimonio fue lo más bizarro de todo lo que involucra a Suzume y cuando entramos a esa etapa del drama me preguntaba cómo diantres le iban a hacer para sacar a Suzume del laberinto en el cual ella misma se metió. Afortunadamente Ryoji decidió enloquecer, 😅 lol.

Pese a las cosas raras de su personalidad, ella me gustaba, y en medio de todo lo que vivía está todo eso que hace que disfrutara tanto del drama.

Para empezar, me encantó cómo el drama plasmó en más de una ocasión que existen ciertos miedos e inseguridades intrínsecas al ser humano que, en ocasiones, son base de excusa para actuar contra lo que su conciencia dicta correcto. Bokute, Shohei y Tsumagari fueron ejemplos de esto, tres personas en principio buenas que traicionaron la confianza de sus amigos por su terror al fracaso.

Las amigas cuando aún se atrevían a soñar

Uno de mis momentos favoritos del drama fue la época en que tanto Suzume como Yuko inician un proceso de reconocimiento el cual concluiría con ellas reconociendo que debían abandonar su sueño. La representación de la espiral autodestructiva en la que ambas cayeron se sintió muy realista y hacía imposible no sentir pena al verlas sufrir por tener que abandonar aquello a lo que dedicaron sus años de juventud y por lo que lucharon tanto; su vacío y angustia fueron palpables y el show detalla muy bien la ansiedad que las oprimía por el repentino “despropósito” de su vida.


Respecto a la vida romántica de Suzume, nunca me quedó muy claro qué era lo que la escritora intentaba plasmar cuando Suzume parecía enamorarse con relativa facilidad, sin intentar profundizar ni crear un vínculo verdadero con la persona que tenía su interés.

Después de muchas dudas sobre lo que realmente quería Suzume, y casi llegando al final del drama, decidí asumir que Suzume renunció al amor en el momento en que entendió que su relación con Ritsu parecía imposible.

Suzume y Ritsu dolían, dolía ver cuánto se querían y cómo se aferraban a permanecer separados. Fue Ritsu quien complicó de más las cosas y creo que lo hizo porque tenía certeza de que Suzume siempre estaría ahí, esperándolo.

En el momento en que Ritsu tuvo su primer novia, me dije que no me importaba en lo absoluto si los protagonistas no terminaban juntos siempre y cuando fueran capaces de mantener su hermosa amistad intacta pero, Ritsu no pensaba igual que yo, por lo tanto al primer conflicto entre su novia y amiga decidió apoyar a su novia y poner años de distancia entre él y Suzume.

Por eso disfruté cuando volvió de la nada a fingir que todo estaba exactamente igual y lloró al tener enfrente a su querida Suzume, sus lágrimas saciaron mi sed de venganza 😈 muahaha y aplaudí cuando Suzume rechazó su, inesperada y terrible, propuesta de matrimonio. Lo siento pero, te lo merecías Ritsu.

Pero Ritsu no se iba a quedar tranquilo sin fastidiar más las cosas, así que abre otra herida más profunda en Suzume al casarse de improvisto 🤦‍.

De ahí en más lo de Ritsu me fue muy difícil de asimilar hasta que finalmente decidió aceptar sus sentimientos por ella, esos que parecía querer negarse siempre que estaban ahí.

El romance entre ellos no fue tema central y, aún cuando ambos son abiertos al respecto, vuelven a dar un paso atrás fingiendo que el beso que se dieron no era cosa seria. Igual perdoné que fueran vacilantes, sólo por esos 5 minutos previos que llevaron al beso, porque verlos abrazados como luna menguante mientras Suzume derramaba una lágrima al sentirse aceptada —en el lugar que siempre quiso estar—fue muy emotivo, bastaron cinco minutos y un abrazo para desahogar todas su ganas —acumuladas durante toda su vida— de amarse libremente.

Las últimas semanas fueron las más pesadas de ver debido a que el drama se pone triste con la muerte de varios personajes y con otro personaje principal enfermo, aún así el drama equilibró esos momentos grises con otros amenos.

La última semana fue la más difícil pero aún hermosa en su reconocimiento a aquellos que viven y mueren sin egoísmo y como una pequeña memoria a las víctimas del tsunami del 2011.

Me alegra haber visto este drama, pese a ser muy sencillo logra plasmar emociones, comportamientos humanos y una historia amena e interesante como pocos dramas logran hacerlo, aún aquellos que lo intentan y se toman muy en serio a sí mismos. Lo voy a extrañar.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

4 Comentarios

  • Catii

    Hola trece, ha pasado un tiempo ya… Cómo estás?
    Dónde puedo ver este dorama?

    0

    • Trece

      Aloo aloo Catii, por acá muy bien, espero que por allá mejor 🤗.

      Este lo descargué (no está disponible a la “buena” 😋, ejem ) está también para verlo en línea en sitios dedicados a dramas (según yo sólo está en sitios en inglés 🤔).

      1+

      • Catii

        Lo buscaré en ingles entonces, en español no lo encontré.
        Todo bien por acá, solo que la rutina me sigue consumiendo.

        1+

      • Trece

        Ojalá lo encuentres y que te guste 😁.

        Eit, que la rutina no te abrume Catii, a veces no queda más que ser paciente pero espero que siempre encuentres un escape para la rutina y que esa rutina cambie y mejore pronto 🌹, xo.

        0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *