·Dramas que estoy viendo, Aku no Hadou·
Hablando de

·Dramas que estoy viendo, Aku no Hadou·

Estos días también he estado viendo dramas japoneses y terminé Aku no Hadou ~ Satsujin Bunsekihan Spin-off, un mini-mini drama que es precuela de los dramas Ishi no Mayu y Suishou no Kodou.

AKU NO HADOU – Ep.05 (Final)

Antes de empezar a escribir sobre el drama quiero hacer una pequeña recomendación, si no has visto Ishi no Mayu y Suishou no Kadou y planeas verlos entonces, te recomiendo hacerlo antes que Aku no Hadou. Aunque Aku no Hadou es una precuela (y puede verse como drama independiente) su final arruina el misterio de las otras dos temporadas, así que lo mejor es ver los dramas en el orden que salieron. También recomiendo dejar de leer aquí si no te gustan los spoilers, lol.

Tengo que empezar diciendo que al ver la duración de cada episodio (apenas 25 minutos) la duda que me surgió fue si el drama sería capaz de crear una historia intensa, el primer episodio despejó mi duda: si, si puede. Y pudo.

La premisa es bastante simple, hay alguien matando mujeres y el principal sospechoso es un joven que vive aislándose de contacto humano y del cual —al inicio del drama— se nos da una pequeña introducción mencionando brevemente (recordándonos) que había sido secuestrado de niño. Como es obvio ya vi las primeras dos temporadas de esta serie y sé muy bien quién es Masato/Nogi Naoya, y aún así y por mucho que el investigador Iguchi se empeñaba en hacerlo culpable en ningún momento dudé de su inocencia.

Fue un tanto extraño estar apoyando a un asesino serial porque tenía certeza de que esta vez él no era culpable, me fastidiaba mucho el investigador Iguchi y su irracional obsesión con Nogi pero, quien más me fastidió fue Sachika desde que decidió que tenía derecho a cruzar límites con Naoya e invadir su privacidad y revolver su vida a placer sólo porque lo conocía de la escuela y sabía lo que le había sucedido en el pasado.

Por eso mis sospechas estaban en estos dos personajes, ambos tenían una mezcla de egoísmo y locura como para hacer de un buen asesino serial, sólo necesitaba un motivo y el drama no iba a decir el motivo mucho antes del final ni de revelar al asesino, aunque reconozco haber descartado a Sachika en el momento en que su hermano la golpeó brutalmente y ella fue incapaz de levantar un dedo en su defensa.

Pese a mi gran disgusto con el personaje aún me sorprendió que el asesino fuera Iguchi, ya que más allá de lo que parecía un detective obsesionado con un sospechoso no vimos mucho del desarrollo del caso como para poner piezas en el rompecabezas.

Básicamente el drama nos muestra cómo nació un asesino serial y, contrario a lo que he leído que opinan otros, en mi opinión no fue Iguchi quien despertó los demonios que Nogi llevaba dentro, para mi quien provocó todo fue Sachika.

La primer muestra de que Nogi estaba perdiendo su autocontrol se vio cuando Nogi decidió defender a Sachika de las garras de su hermano, la segunda muestra vino cuando Nogi pagó con la misma moneda al hermano de Sachika y la muestra definitiva fue cuando escuchó a Sachika hablando con Iguchi sobre él, en ese momento aún veíamos a Nogi preocupado e intentando liberarse de sus ataduras para poder salvar a Sachika hasta que escucha lo que ella realmente piensa de él.

Es justo ahí donde se provoca ese cambio y cruza esa delgada línea que lo tenía aún del lado de la cordura, de pronto ya no le interesaba salvar a la última persona en la que se atrevió a confiar al creer que lo entendía y en su lugar prefirió ser espectador del sufrimiento de esa persona que traicionó su confianza.

La venganza de Nogi fue extrañamente satisfactoria, extraño porque se obtiene justicia de forma retorcida y porque sabemos que en el proceso una gran víctima, Nogi, se perdió al adentrarse a un mundo oscuro del que ya no podía dar marcha atrás.

Me ha gustado mucho el drama, es una historia que parece típica de dramas de crimen con asesinos seriales pero que se enfoca poco en el desarrollo de la investigación y en cambio sigue la vida del sospechoso haciendo que el espectador empatice con él porque vemos a alguien que en principio no es malo y lucha por mantenerse así pero que tiene cierta fragilidad mental y está siendo empujado al límite.

Al final del drama he sentido que he pasado por una larga travesía pese a su corta duración, y es que el drama es “intenso” pero no porque lleve una intensidad que se pone por encima de todo sino porque crea una tensión sigilosa alrededor de Nogi que se acumula de a poco en cada episodio.

Me ha encantado la escena final del drama y si lo comento es porque he leído gente quejándose del final, lol. ¿Será que esos que se quejan no han visto los otros dramas y por lo tanto no entienden la referencia? A mi me pareció una manera sencilla pero astuta de conectar los dramas y recordarnos —si alguien lo había olvidado— quién es Nogi.

He disfrutado del drama, es intrigante con un resultado agridulce, una buena precuela para dar un breve vistazo a la vida de Masato y ver cuál fue su punto de quiebre.

Una más a la que le gustan los dramas y muchas otras cosas. Con tendencia a analizar lo que no debería. Intenta no caer en despropósitos. De opiniones variables, como las estaciones del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *